Aros de Cebolla

Aunque todavía nos quedan algunas propuestas de acompañamientos light para cualquiera de vuestras hamburguesas, hoy os proponemos la versión casera de un acompañamiento casero tan clásico como las patatas fritas, los aros de cebolla.

AROS DE CEBOLLA

AROS DE CEBOLLA

En casa los preparamos en trozos grandes, y empanados en ahuevo y pan rallado, luego los freímos con aceite de semillas de girasol, una receta sencilla, aunque requiere cierta dedicación, como todas las frituras que no impliquen una freídora.

El origen exacto de los aros de cebolla es desconocido. En 1933 un anuncio con una receta de aros de cebolla apareció en la revista de The New York Times, aunque los restaurantes Pig Stand reclaman la invención del aro de cebolla en los años veinte.

Los aros de cebolla son cebollas cortadas transversalmente para que se puedan poner en forma de anillo, y que posteriormente son rebozados en harina con algo de levadura y posteriormente son fritos en aceite. Los aros de cebolla quedan crujientes debido a la masa frita de que están rodeados.

Existen varios estilos y formas de preparar los aros, tales como disponerlos juntos de forma rectangular, por separado o con otros alimentos como jalapeños. En España se sirven como aperitivo o tapa. Se trata de un aperitivo que se sirve y se come caliente en muchos locales de comida rápida.

1 comentario sobre: “Aros de Cebolla”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*