Fred Segal Mauro’s Café

Nuestra primera comida oficial en LA ha sido en uno de los restaurantes más recomendados de la ciudad, donde estrellas y mundanos suelen mezclarse para comer de manera sencilla pero con estilo.

GRILLED CALEDONIAN PRAWNS

GRILLED CALEDONIAN PRAWNS

Mauro’s Café está situado dentro de la tienda Fred Segal, una especie de 10 Corso Como-Luisa Via Roma-Colette en versión americana, donde además de ropa y complementos se pueden comprar libros y objetos de decoración, todo de diseño, por supuesto.

Fue una grata sorpresa encontarnos a una simpática camarera madrileña, residente en LA desde hace años y con ganas de cuidar a sus compatriotas (cosa que fue de agradecer, ya que al no conocer las distancias de la ciudad perdimos la reserva y tuvimos que esperar más de una hora para conseguir mesa), debo reconocer que fue un encanto de chica y nos aconsejó incluso más allá de los temas culinarios.

La carta, de inspiración mediterranea, y más en concreto italiana (como indica el nombre del local) incluye entrantes como vegetales a la brasa con quinoa, almejas al vino blanco, gambas de Caledonia a la brasa, carpaccio de bresaola con rucula… ensaladas como la de almendras y pollo, la de espinacas al limón, la clásica caprese o la de endivias, radicchio, gambas y aguacate, que fue mi elección.

La selección de sandwiches también es interesante, desde el de prosciutto de Parma con mozzarella, el de bistec de ternera, el de pollo y berenjena marinada, el de setas Portobello con espinacas y pesto o el Caprese.

Al ser un italiano la seleccón de pastas no deja indiferente, desde un clásico spaghetto al pomodoro o Aglio e olio e peperoncino, penne all’arrabbiata, linguine alla puttanesca, rigatoni primavera o bolognese, spaghetti con pollo y jalapeños para un guiño a la cercana cultura mexicana, penne con porcini, spaghetti ai frutti di mare o con gambas y broccoli. Muy lamativa la pasta de Fred’s con pollo, guisantes y salsa color de rosa. Tambien se puede optar por el risotto del día o opciones totalmente vegetales para vegetarianos y veganos.

Para los más tradicionales se pueden pedir segundos de carne como una paillarda de pollo, pollo al vinagre balsámico o un bistec de toda la vida, además del pescado del día a la plancha.

Este restaurante es una visita obligada para una comida informal al más puro estilo Hollywoodiense, con una buena relación calidad-precio y la garantía de coincidir con gente guapa que visita la zona comercial. Recomiendo comer en la terraza si es posible.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*