Arroz verde con huevo y trigueros

Una receta más a base de arroz con verduras, aunque este caso con el complemento del huevo duro para darle un toque más completo. Se parece a u arroz que os preparé hace un tiempo, auque con pequeñas variaciones que lo hacen más interesante.

ARROZ

ARROZ

Arroz verde con huevo y trigueros
Author: 
Recipe type: primero
Serves: 4
 
U arroz sorprendente
Ingredients
  • 100 gr de broccoli
  • 4 espárragos trigueros
  • 4 huevos
  • 4 tazas (de café) de arroz largo
  • 1 diente de ajo
  • Aceite extra virgen de oliva
  • Salsa de soja
  • Sal y pimienta negra
Instructions
  1. Hacer los huevos hasta que queden duros y enfriarlos.
  2. Cocer las verduras al vapor y dejarlas al dente, cortar en trozos pequeños los broccoli.
  3. Hervir el arroz con abundante sal dejandolo también al dente (20 minutos), reservar.
  4. Sofreír el diente de ajo picado muy finamente y terminar de saltear junto con las verduras y el arroz, en el último minuto añadir la pimienta.
  5. Picar los huevos y docorar los platos con el mismo huevo y los espárragos trigueros al vapor y salsear con la soja.

Algunas de las verduras que incluimos en este plato son la pesadilla de muchos niños y bastantes mayores solo por el hecho de ser de color verde (os sorprendería la catidad de adultos que no comen verduras solo por que desde pequeños no han sido educados a hacerlo), a pesar de ello, en esta combinación resultan sabrosas y tentadoras: Broccoli y espárragos.

El plato puede ser único gracias al huevo, por lo que es ideal para dietas, además se puede omitir la sal ya que lleva salsa de soja que ya le da sabor. Y precisamente hoy os quería hablar un poco más de esta salsa asociada a la cocina asiática.

La salsa de soya o salsa de soja, también es conocida como sillao en cantonés y como shōyu  en japonés, es un condimento producido al fermentar semillas de soya con los hongos Aspergillus oryzae o Aspergillus sojae.

La salsa de soya es uno de los condimentos más antiguos del mundo y tiene su origen en China, hacia el final de la dinastía Chou. Desde mucho tiempo antes, se acostumbraba conservar las carnes por salazón. El subproducto líquido que se obtenía se aprovechaba como condimento. Cuando el budismo se propagó por el Lejano Oriente, el vegetarianismo se extendió con él, lo que llevó a que se buscaran sustitutos vegetales para los antiguos condimentos que contenían carne. Uno de estos sustitutos era una pasta salada y fermentada de granos de soja, precursora de la salsa de soja moderna. Con el tiempo su uso se propagó a otros países asiáticos, como Japón, Filipinas, Malasia, Indonesia, etc., siendo un condimento central en las cocinas de estos países.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: