Ensaladas de Verano, el retorno

Hoy empieza el verano (por mucho que el clima no parezca muy convencido) y nosotros volvemos a uno de los mono gráficos favoritos de “El Arte del Buen Anfitrión”, el que se refiere a las ensaladas veraniegas.

ENSALADAS DE VERANO

ENSALADAS DE VERANO

El año pasado hemos dedicado muchas publicaciones a diferentes tipos de ensaladas frescas, en especial a base de ingredientes como tomate, cebolla y atún (con todo tipo de complementos, como pimientos verdes o rojos, encurtidos y salazones como anchoas, pepinillos en vinagre, alcaparras, aceitunas …), a base de legumbres de todo tipo (lentejas, garbanzos, judías…) o hasta de una de las hortalizas más refrescantes que conozco, el pepino (incluso considerando la locura de servirlo semi congelado).

Las ensaladas frescas y originales son uno de los mejores recursos de verano para comer rápido, sano y sabroso. La mayoría de ensaladas que os he presentado o que os descubriré de ahora en adelante no tienen ningún secreto (¿ o si?), pero para tanto los que no disfrutéis del proceso de cocinar y os apetezca hacer algo casero sin muchas complicaciones, como para los más cocinitas, estas son vuestras recetas para los calurosos días de verano.

Durante la trayectoria de esta sección os he hablado de muchos  alimentos muy sanos, desde las propiedades de diferentes tipos de tomates (desde el Corazón de buey, al kumato, al “fiaschetto” o pera, al Raf, al cherry….), además de hortalizas  como el hinojo, el pepino, el rábano, el palmito, el aguacate…

Es muy importante descubrir las propiedades de los alimentos y los beneficios para nuestro cuerpo, de muchos de ellos os he hablado en otro monográfico, el que va destinado a limpir el organismo de los excesos, el que se dedica a la horrible operación bikini, aunque este que empezamos hoy va destinado a cuidarse con gusto, a mantenerse si perder un ápice de disfrute, a la frescura, a la diversión con conocimiento.

Para acompañar estas ensaladas aconsejo todo tipo de salsas (como la de yogur que suelo elaborar en tantas variaciones y que tantas veces os he propuesto), vinagretas, ya sea caseras como preparadas ( aunque siempre recomiendo que sean caseras, para que tengan exactamente el toque que nos encanta,, por mucho que la opción sencilla de recurrir a una salsa preparada siempre sea tentadora para los más vagos…).

De ahora en adelante seguiremos aconsejando estos platos tan apetecibles y adecuados a esta época del año tan placentera, época que invita a gozar de pequeñas locuras, de olvidar tantas formalidades y de soltarse la melena.

2 comentarios sobre:
“Ensaladas de Verano, el retorno”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*