Ensaladas de Verano: Asalmonada

Seguimos con las ensaladas de verano a base de pescado y marisco, hoy volvemos a recurrir al siempre exitoso salmón ahumado, que suelo proponeros para pica pica en ocasiones especiales, pero que hoy os demostraré que sirve también para ensaladas sencillas y rápidas, además de light.

 

ENSALADA ASALMONADA

ENSALADA ASALMONADA

 

El nombre de esta ensalada proviene no solo de su ingrediente principal, sino también del toque cromático que tiene, en el que el color naranja tiene un peso importante.

Ensalada Asalmonada
Author: 
Recipe type: Primero
Serves: 1
 
Una ensalada sencilla pero vistosa
Ingredients
  • 2 lonchas de salmón ahumado
  • 2 tostadas integrales
  • Espinacas frescas
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de confitura de cebolla
  • 2 espárragos blancos gruesos
  • Mantequilla ligera
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
Instructions
  1. Rallamos la zanahoria y la disponemos encima de un lecho de espinacas frescas, coronamos con la confitura de cebolla (podéis sustituirla por cebolla fresca, salteada o caramelizada si no encontráis el producto envasado).
  2. Cortamos los espárragos en rodajas y terminamos de montar la ensalada, aliñamos y salpimentamos.
  3. Preparamos las tostadas integrales con mantequilla light y el salmón, podemos añadir pimienta recién molida o eneldo para hacerlo más tentados, aunque en este caso no lo he hecho.
  4. Ponemos las tostada a los lados de las verduras.

Como os he dicho esta ensalada no tiene más secreto que su sencillez, su colorido y lo rápido que se puede elaborar. Además el estar hecha únicamente a base de verduras, con única excepción de las tostadas (recomendamos que sean integrales y la mantequilla light), es un plato único muy ligero y vistoso para comer solos o compartiéndolo.

El toque de la confitura de cebolla es la única licencia que me he permitido para dar un toque gourmet, aunque la podéis sustituir por otras confituras saladas (o dulces, probad con melocotón o albaricoque, por ejemplo, como siempre os digo ¡imaginación al poder!), o la misma cebolla cruda o elaborada de forma casera (salteada, pochada o caramelizada).

Cualquiera de las verduras que os sugiero también se pueden intercambiar por otras: las espinacas por mezclum de lechugas, iceberg, romana, berros o canónigos el esparrago por corazón de palmito, apio encurtido o maíz… lo único que aconsejo mantener por el equilibrio cromático de la composición del plato es la zaahoria rallada.

En fín aquí tenéis (ahora sí) la última ensalada a base de pescados y mariscos, al menos hasta dentro de una temporada, espero que las hayáis disfrutado y que os sirvan como idea para vuestras creaciones.