10 Aniversario Hotel Neri

Hemos tenido el placer de asistir a la celebración del décimo aniversario del Hotel Neri, situado en una de las plazas más emblemáticas de la historia de la ciudad, a escasos metros de la Catedral.

426766_10151527046783229_164774184_n

Como en el caso del Mercer, es un hotel discreto que hay que conocer, no es llamativo ni “va de paso”, pero vale la pena descubrirlo por su interés histórico

La plaza de San Felipe Neri (en catalán plaça de Sant Felip Neri) es una plaza singular de Barcelona, que recibe el nombre de la Iglesia de nombre homónimo de estilo barroco que la preside. Está en el Barrio Gótico, en el distrito de Ciudad Vieja, y más concretamente en el barrio del Call y Sant Felip Neri.

969062_10151527046788229_1349473217_n

La plaza se erige sobre el antiguo cementerio medieval de Montjuïc del Bisbe, destruido durante la Guerra Civil Española. Se puede acceder a la plaza tomando primero la calle Sant Felip Neri y posteriormente, la calle de Sant Sever. La Iglesia de San Felipe Neri tiene anexada la casa de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, a la cual también se puede acceder desde la misma plaza.

La plaza está rodeada de casas de estilo renacentista. También es la sede de las antiguas casas de los gremios de Caldereros y Zapateros, esta última es la sede del Museo del Calzado de Barcelona. En el centro de la plaza se encuentra una fuente de agua con base octogonal.

En la paredes de la Iglesia de San Felipe Neri todavía se pueden ver los reductos de la metralla de una bomba lanzada por la aviación del bando nacional durante la Guerra Civil. Fue el 30 de enero de 1938 cuando el artefacto explotó donde ahora está la plaza y provocó cuarenta y dos víctimas mortales, la mayoría de las cuales eran niños que habían ido a refugiarse en el subterráneo de la iglesia y que murieron a causa de la deflagración.Aparte de las muertes, también quedaron destruidas totalmente las casas adyacentes a la plaza.

421374_10151527046748229_703437742_n

El arquitecto municipal Adolf Florensa fue el encargado del proyecto de reconstrucción y decidió recrear una plaza; también decidió adaptar dos fachadas renacentistas de dos edificios que no habían sido reconstruidos para poder crear dos accesos a la plaza desde la avenida de la Catedral y desde la Vía Layetana.Finalmente, se recreó la fachada de la entrada de la calle de San Felipe Neri aprovechando elementos de los antiguos edificios.

Durante esta celebración hemos disfrutado de un catering compuesto por jamón, aceitunas presentadas de manera arrebatadora como si de huevos de codorniz se tratara, cortezas de cerdo recubiertas de polvos de oro, ostras frescas y pescadito frito y hasta panes creativos de mil sabores, el espacio de la celebración no podía ser otro que el centro de la plaza, donde los invitados casi se mezclaban con los turistas y transeúntes.

Antes de irnos, saqueamos la mesa de chuches y golosinas con la apósita bolsita, como si de un “cumple” infantil se tratara, todo encantador.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*