El Arte de los Buenos Anfitriones

Escribo este post para dar las gracias por la excelente aceptación que está teniendo mi iniciativa de #menudeldia en mis redes sociales, la verdad es que el feedback ha sido absolutamente positivo, y como ya os dije en la presentación, amigos y conocidos me han enviado sus propias versiones de mis recetas, de hecho algunas de ellas son las que ilustran esta publicación.

SCALOPPINE

SCALOPPINE

En este caso la respuesta ha sido de parte de una amiga y su hermano, que han competido al estilo Masterchef para ver cual de los dos elaboraba con más acierto mis Scaloppine con jamón y queso, desde aquí les felicito a ambos.

Según me han explicado en lugar de pollo han utilizado carne de lomo y en lugar de sabanitas, otro tipo de queso en lonchas, el resultado es excelente y según me han dicho, muy bueno.

Como ya os dije en su momento “Este plato no tiene ningún secreto, solo el de sacar de un apuro a todo el que lo necesite… y con un segundo plato completo y sabroso que además tiene el aliciente de gustar prácticamente a todo el mundo (en especial a los niños), ya que los ingredientes que lo componen son básicos de la cocina mediterránea: Pollo, jamón y queso“, además es un plato que admite multitud de variaciones (diferentes quesos y embutidos sustitutivos, verduras, especias, frutas…).

Os invito a seguir su ejemplo si decidís preparar en casa alguno de los platos que o propongo y que, si no lo hacéis me sigáis en el grupo abierto de Facebook (https://www.facebook.com/groups/305504229540314/?fref=ts) y en Twitter (@alexandrarcori, @arte_anfitrion).

Hoy lunes, he propuesto recetas ligeras para recuperarnos de un frenético fin de semana (¿no lo son todos?), para comer unas endivias con yogur a la pimienta blanca y cebollitas agridulces y de segundo pescado con verduras a la provenzal, para cenar os voy a enseñar a aliñar una pechuga de pollo para que no resulte sosa y aburrida.

Y para terminar una cita propia: “A veces un buen cocinero debe saber salir de un apuro ya sea con limitados ingredientes como con limitado tiempo, las visitas imprevistas están al orden del día y el ritmo de vida frenético a veces nos impide realizar las tareas como llenar la nevera con el tiempo y celo necesarios.”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*