Bardot, una joya en Enrique Granados

Bardot es un nombre que denota estilo, ya se trate del apellido de la bella Brigitte como del restaurante barcelonés del que os hablaré hoy.

PULPO A LA BRAVA

PULPO A LA BRAVA

Todos los que somos o vivimos en Barcelona, así como los visitantes esporádicos o habituales agradecemos el magnífico clima de la ciudad, clima que nos permite vestir ligero y toar algo, comer o cenar en una terracita aunque ya estemos en el mes de Noviembre.

COCHINILLO

COCHINILLO

Esta premisa tiene la finalidad de presentar un restaurante situado en la preciosa, semi peatonal y muy estilosa calle Enrique Granados (entre Diagonal  y Córcega), una de mis favoritas en la Ciudad Condal. Bardot es un local muy acogedor debido a su decoración cálida y elegante, sin perder el toque moderno, su terraza es magnífica, por lo que hoy os relataré la presentación que se hizo hace un tiempo para bloggers y periodistas.

VIEIRAS

VIEIRAS

Uno de los principios del Bardot es ofrecer una carta viva y dinámica, estacional,  que depende del mercado y de la inspiración diaria en la cocina. Aun  así, ciertas recetas se han convertido en las preferidas de los habituales  del restaurante: el ossobuco d ternera, el chuletón de 1100/1200 gr., el rabo de toro o los calamarcitos  rellenos de piquillo con brandada, son un buen ejemplo.

RISOTTO

RISOTTO

De la carta me han sorprendido mucho las vieiras con chimichurri de wakame, lo pies de cerdo con espardenyas, los arroces y risottos (destacando el risotto  de lo de calabacín con trufa y camembert de Normandia) o la selección de carnes, destacando e cochinillo con dátiles al aire de romero.

En barra o en la mesa, en el interior o en la terraza las tapas son ya  un “clásico” en el Bardot: Las garotas (erizos) con espuma de patata trufada,  es una de las más populares junto con el adictivo pulpo a la brava (una fusión maravillosa) que pudimos degustar. Algunas  nuevas propuestas, desde este verano, son el tartar de atún y tomate, una  selección de tomates de la Boquería, el cremoso de patata con múrgulafoie y trufa o los huevos de oca al plato, los huevos fritos con caviar.

 

TARTAR

TARTAR

Otro aspecto positivo es que no hay horario, en el Bardot es posible disfrutar  de unas tapas, de un brunch y de sus platos estrella a cualquier hora  del día. Éste es uno de los puntos fuertes de este nuevo restaurante  que en pocos meses (se ha inaugurado la pasada primavera) ha conseguido hacerse un lugar entre los imprescindibles  de Barcelona por su encanto y la creatividad de su propuesta.

 

.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*