Pistoletazo de salida de la 080 Barcelona Fashion y el patrocinio de Moritz

Como todos los años en esta época, en Barcelona volvemos a estar de Fashion Week, por lo que hoy toca hablar un poco de crónica social y de la 080 Barcelona Fashion, y del detalle gastronómico que me ha llamado especialmente la atención, el patrocinio de las cervezas Moritz y su nuevo “traje” sadomaso para la misma.

1616339_10152022595953229_216875209_n

Esta edición, que inició ayer por la noche con el desfile de Mango, ha sorprendido por lo bonito y frío (no frío de impersonal, frío de manta en la pasarela) del espacio, el Centro Cultural del Born (del que os he hablado anteriormente), y por lo parco del patrocinio y ventajas (en sentido gastronómico, vamos que ni catering ni bar de prensa) para los profesionales del periodismo que pasamos el día en el recinto. La verdad es que mi intención es visitar solo algunos desfiles puntuales y contaros algo sobre los eventos que tengan un punto de interés “cocinitas” que es de lo que trata este espacio.

A pesar de ello me ha gustado esta edición de una Moritz vestida de cuero (aunque me recuerda a una edición limitada de Absolut Vodka de antaño), aunque hoy quería hablaros de nuevo de esta cerveza, que suele asociarse a Alemania en la mente del consumidor, pero que es originaria de Barcelona (¡recordáis mis artículos sobre su Fábrica?).

Moritz es una marca de cerveza española, con sede en la Ronda Sant Antoni de Barcelona, creada en 1856 por el francés Louis Moritz Trautmann, y relanzada al mercado en 2004. Se trata de la única marca de cerveza que etiqueta todos sus productos únicamente en catalán.

La empresa Moritz está estrechamente vinculada a la ciudad tanto por su actividad comercial, por su producto, como por las diversas actividades de ocio y culturales vinculadas a la ciudad y a Cataluña en las cuales participa.

Relanzada por la quinta y sexta generación de la familia, la cerveza Moritz se involucra en la recuperación del patrimonio tanto arquitectónico como cultural de Barcelona y Cataluña. Ejemplos claros son la rehabilitación de la Fábrica Moritz Barcelona, en la Ronda de Sant Antoni, como proyecto principal, o la remodelación del mítico Bar Velódromo, en la calle Muntaner. Asimismo, la empresa colabora estrechamente con diferentes instituciones gastronómicas y culturales barcelonesas y catalanas en términos de patrocinio y esponsorización.

Según mi parecer la Moritz Epidur es la mejor de las variedades que ofrece la firma, es fuerte e intensa pero con un toque interesante y casi dulzón, os la recomiendo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*