Shopping Detox: Hamburguesas de tofu

Lo primero que hay que hacer en todo plan detox es llenar la nevera de alimentos adecuados, el secreto para estar en forma es una dieta sana y variada, aunque también hay pequeñas trampas que podemos hacer, es decir gastar un poco más en nuestra cesta de la compra y comprar en supermercados especializados en comida de agricultura biológica, en este caso he visitado Bio space (del que os he hablado en el pasado) y he arrasado entre sus lineales, hoy hablaremos de una selección de sus hamburguesas a base de tofu y verduras.

hambu

En este caso he escogido la casa Biográ (que os sonará por publicaciones pasadas) y he degustado día tras día algunas de sus propuestas: espinacas y algas, alcachofas, pimientos o champiñones, y hay que reconocer que son adictivas.

De lo que me he dado cuenta es que suelo consumir tofu y nunca me he parado a investigar qué es realmente, así que hoy ha sido el día indicado para ello, el tofu es una comida oriental, eso todos lo sabemos;  sus ingredientes son semilla de soja, agua y solidificante o coagulante. Se prepara mediante la coagulación de la llamada “leche de soja” y su prensado posterior para separar la parte líquida de la sólida, de modo similar a como se prepara el queso a partir de la leche. Tiene una textura firme parecida a la del queso, sabor delicado, color blanco crema y suele presentarse en forma de cubos.

tofu

El tofu se originó en China. La leyenda china atribuye su invención al príncipe Liu An  y su técnica de producción fue introducida en Corea y Japón durante el período Nara. También se difundió a otras partes del Este Asiático. Es muy probable que su difusión coincidiera con la expansión del budismo, ya que es una importante fuente de proteínas en la dieta vegetariana del budismo asiático. Li Shizhen de la dinastía Ming describe un método de hacer tofu en el Bencao Gangmu.

El tofu es bajo en calorías, con cantidades relativamente grandes de proteína y muy poca grasa. Es rico en hierro y dependiendo del coagulante usado durante su manufactura, puede también tener altos contenidos de calcio y magnesio.

Ningún producto animal interviene en su elaboración, siendo por ello ampliamente usado como sustituto de la carne por los vegetarianos, lo curioso es como se obtiene: coagulando la leche de soja y prensando el cuajo obtenido.

Estos coagulantes se usan de forma industrial, y consisten en la adición de una sal no tóxica a la leche de soja y son el Sulfato de calcio (yeso): Es el sistema tradicional y el más extendido para obtener tofu al estilo chino. Produce un tofu tierno pero de textura ligeramente quebradiza. No deja rastro de sabor perceptible en el producto final. El tofu obtenido hace que el producto sea también rico en calci. El cloruro de magnesio y cloruro de calcio: Ambas sales tienen un alto grado de solubilidad en el agua y afectan a la proteína de soja del mismo modo. Producen un tofu con una textura tierna y uniforme. Y el glucono delta-lactona (GDL): Ácido orgánico usado en las recetas chinas de Tofu, que produce un tofu de fina textura, casi con la apariencia de la gelatina. Este coagulante se usa de forma específica para los tofus más suaves, y proporciona un toque de sabor ácido al producto finalizado.

3 comentarios sobre:
“Shopping Detox: Hamburguesas de tofu”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*