Ensalada Oriental de pollo y cítricos

Empezamos nuestra sugerencias agridulces con un par de ensaladas refrescantes, aptas para verano e invierno.

ensalada citricos

La primera puede representar un plato único para una comida ligera y saludable.

Ensalada de pollo y cítricos
Author: 
Recipe type: primero
Cuisine: oriental
Serves: 1
 
Una receta agridulce oriental
Ingredients
  • 1 pechuga de pollo (o pavo)
  • Lechuga tipo Iceberg
  • 1 naranja
  • ½ cebolla
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
Instructions
  1. Preparamos la pechuga de pollo a la plancha, sazonamos al gsuto y cortamos en tiras cuando esté tibia.
  2. Pelamos la naranja y la cortamos en gajos, cortamos finamente la cebolla, disponemos la lechuga en la base del plato y el resto de ingredientes encima, aliñamos con salsa de soja al gusto un hilo de aceite de oliva virgen extra y pimienta recién molida. La sal es prescindible ya que la soja de por sí es muy sabrosa.

 

En repetidas ocasiones os he hablado de los beneficios de los cítricos y de la vitamina C, que es una de sus señas más características, aunque no la única ya que naranjas, mandarinas, limones, limas y pomelos (por citar algunos)…

Los cítricos también nos aportan folatos, potasio, magnesio, calcio y pectina. El ácido fólico, conocido por sus beneficios para las mujeres embarazadas, ayuda a reducir los niveles de homocisteína, una sustancia que constituye un factor de riesgo cardiovascular. Asimismo, nuestro organismo emplea el potasio presente en los cítricos en la generación y transmisión de impulsos nerviosos y en la actividad muscular.

Por su parte, la pectina, que se obtiene de la cáscara y de la pulpa de los cítricos, es rica en residuos galactósidos, de hecho, en estudios efectuados en animales de experimentación, estos compuestos han obtenido resultados positivos en el control de determinados tipos de cáncer.

Gracias a sus propiedades antioxidantes, (Debido a su aporte de vitamina C) los cítricos contribuyen en la prevención de distintas enfermedades como la pérdida de visión, las cataratas, la hipertensión y la sordera.

En los que se refiere a la prevención del dichoso resfriado, estas frutas proporcionan al organismo una notable inmunidad contra los virus y los patógenos que acechan durante el invierno, aunque la vitamina C de los cítricos no cura la gripe, puede aliviar sus síntomas y acortar la convalecencia si se combina con una dieta equilibrada y una ingesta abundante de líquidos.

Es  recomendable no limitar el consumo de cítricos a los meses fríos ya que podemos gozar de sus beneficios durante todo el año, además os informo (en especial a los alérgicos como yo..)los alimentos ricos en vitamina C poseen efectos antihistamínicos, muy útiles en la primavera que pronto llegará.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: