Reinventar con creatividad: Spaghetti Gratinados

 

Hace muchísimo que no escribo un “Reinventar con creatividad” una sección dedicada a inventar platos creativos, sanos y sabrosos con esa comida que no queremos ni debemos tirar a la basura, con esos tuppers a medio llenar que van dando vueltas por la nevera…

Barcelona-20130623-04009

Quiero remarcar lo que os llevo recomendando desde hace ya más de tres años desde “El Arte del Buen Anfitrión”, que es la importancia de saber aprovechar todos los ingredientes, ya que sobre todo, es una muestra de respeto hacia nosotros mismos y los demás, además de ser importante para nuestra economía doméstica.

Un excelente anfitrión no solo se deshace en lujos privados y públicos, con o sin invitados, sino que ha de saber que hay momentos en los que la austeridad tiene más clase que la ostentación.

Hoy realmente no os descubro ningún secreto, mas bien quiero hacer una reflexión referente a las sobras de pasta, en especial si es pasta larga. Si sobran macarrones, fusilli o lacitos (por poner algunos ejemplos) es fácil hacer un “pasticcio” de pasta, añadiendo bechamel y gratinando, aunque cuando sobran, por ejemplo spaghetti con tomate, personalmente, no me gusta comerlos recalentados.

No deja de ser una opción añadir un queso que funda bien y meterlos en el microondas (tapados por otro plato queda mejor el fundido) o en el horno (aunque así se sequen más), pero si queréis un buen consejo, lo mejor es calcular bien las cantidades y que no sobre nada en el plato de nuestros comensales ni, mucho menos, en el nuestro.

1 comentario sobre: “Reinventar con creatividad: Spaghetti Gratinados”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*