Tomates rellenos de Gulas

 

Sabéis cuanto me gusta rellenar verduras, en especial tomates, muestra de ellos son las muchas publicaciones que he dedicado a lo largo de este blog.

Barcelona-20130310-03467

Hasta el momento nunca los había rellenado de gulas, y he de reconocer que el resultado es sorprendente, además lo bueno es que si os sobran algunas gulas de la receta anterior, las podéis aprovechar para esta receta y la próxima que os propondré (aunque debo reconocer, que, al contrario de tantos otros, la gula no es un producto que se suela quedar en el plato…).

Serves: 4
 
Ingredients
  • 1 paquete de gulas
  • 3 tomates maduros grandes
  • Pan rallado (con o sin perejil)
  • Aceite de oliva virgen estra
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr. Parmesano rallado
  • Especias o hierbas al gusto
  • Sal y pimienta negra
Instructions
  1. Cortamos los tomates por la mitad y vaciamos la pulpa. Mezclamos sus interiores con el pan rallado y un chorro d aceite de oliva virgen extra, la mitad del parmesano, salpimentamos y si lo deseamos añadimos alguna especia o hierba.
  2. Picamos finamente el ajo y doramos con el aceite de oliva virgen extra, añadimos las gulas, salpimentamos y terminamos la cocción sin dejar de remover en tres minutos.
  3. Rellenamos los tomates y coronamos con la capa de pan rallado preparado, espolvoreamos con el queso restante y metemos al horno durante media hora.
  4. Aconsejo poner un poco de agua en el fondo de la fuente para que los tomates no se peguen, no añadiría aceite ya que el relleno ya está previamente salteado y podría resultar demasiado graso.

Si en el artículo anterior os mencionaba que la gula es la versión “pobre” de la anguila, hoy descubriremos algo más sobre ella… La angula es el alevín del pez anguila, único alevín permitido por las leyes de pesca. Cuando se encuentra en los mercados de pescado suele tener 1 gramo de peso, mide algo menos de 8 centímetros de longitud y tiene entre dos o tres años de vida. Las angulas comercializadas suelen estar cocidas, en caso de estar vivas son transparentes. Suelen encontrarse envasadas al vacío.

La angula es el alevín o cría de la anguila, quien realiza largas migraciones para reproducirse, desde los ríos europeos (en España), hasta los lugares para el desove. Algunos ejemplares realizan un recorrido de más de 5.000 km , hasta el mar de los Sargazos, a lo largo de 2 ó 3 años para llegar allí desde Europa. En el recorrido no necesitan alimentarse. Puede serpentear por tierra firme durante varios kilómetros respirando a través de la piel.

En las primeras etapas de su nacimiento todas son hembras, y con el tiempo algunas cambian de sexo. Son incoloras (transparentes) y poseen un tamaño de 5 a 6 cm. Las angulas que sobreviven en los ríos van cambiando de color: la anguila amarilla tiene el lomo de color café y al pasar el tiempo cambia a verde y finalmente a plateado.

En España era tradicional en las gastronomías de Vizcaya y Guipúzcoa pero su popularidad se ha extendido a otras partes del territorio. El plato más conocido esangulas a la bilbaína servido en una cazuela de barro con algún ajo y guindilla ahumada. Se conoce no obstante también en la cocina francesa de las comarcas deNantes, La Rochelle y Burdeos.

Las angulas se suelen comprar ya pre-cocinadas, generalmente envasadas al vacío, en este caso tienen un color blanco o ligeramente negro. Depende fundamentalmente del tiempo que han pasado en el río; las negras han pasado más tiempo y son generalmente menos valoradas. En el caso de adquirirse vivas se suelen matar con tabaco disuelto en agua, luego se lavan (con el objeto principal de quitarles la baba) y posteriormente se cuecen en una salmuera donde adquieren el color blanco habitual.

3 comentarios sobre:
“Tomates rellenos de Gulas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: