Carnaval Gourmet

En más de una ocasión os he hablado de uno de mis lugares favoritos en la costa catalana: Sitges.

1488762_10152275939224919_320110182_n

Tengo la gran suerte de tener un gran amigo que me acoge siempre que quiero desconectar de la urbe y relajarme, pues durante estos carnavales he aprovechado para ir a mi oasis particular.

Además mi amigo fue uno de los protagonistas de la Rua mundialmente conocida que se lleva a cabo en la bella ciudad costera, en la carroza más espectácular (no es porque estuviera mi amigo, es totalmente cierto) y diferente del carnaval, con una estética glam futurista que no dejó a nadie indiferente.

El Carnaval de Sitges es uno de los carnavales que se celebran en Cataluña y con más de 100 años de historia uno de los más emblemáticos del país. Esta celebración se produce entre los meses de febrero y marzo según el calendario litúrgico y comienza el Jueves Lardero con el arribo del rey del Carnaval, el Carnaval . Desde ese momento y hasta el Miércoles de Cenizala vida en Sitges se mueve a un nuevo ritmo marcado por el ritmo de este peculiar rey.

Los bailes y las xatonades son otros elementos característicos del carnaval y los dos eventos con más participación son la Rua del Desenfreno y la Rua del Exterminio, desfiles con más de 2.000 participantes disfrazados en más de 50 carrozas.

Cada visita a Sitges es una experiencia gastronómica sin parangón, ya sea por lo bien que comemos en casa (el steak tartar de su padre es sublime, y sus barbacoas en la piscina no tienen comparación) y esta vez no ha sido una excepción, ya que hemos disfrutado no solo de la comida casera, sino también de restaurantes y catering en eventos varios

Como ya os conté en uno de los tantos posts dedicados a  Sitges, esta localidad  ofrece una extraordinaria oferta gastronómica que sitúa la mundialmente reconocida cocina mediterránea en uno de sus niveles más altos. Probar las especialidades de la cocina Sitges a base de pescados y arroces, así como el famoso xató, sin olvidar las vanguardistas propuestas de los platos contemporáneos, son auténticas experiencias únicas para el paladar.

Sitges cuenta con restaurantes de gran nivel, muchos agrupados en torno al Club de Cata , colectivo que trabaja para garantizar la calidad de los productos y de ofrecer una cocina que sabe cuidar todos los detalles. Y es que la alta calificación de los platos que se sirven en las mesas de Sitges ha hecho que la villa sea considerada la capital gastronómica del Garraf . El popular xató es un plato frío que se elabora con escarola, bacalao desalado y desmigado, atún salado, boquerones y aceitunas arbequinas, todo acompañado de una una salsa a base de ajo, almendras, avellanas, boquerones, ñoras escaldadas, pan frito, guindilla, aceite, vinagre y sal. La notable calidad de los vinos de la Denominación de Origen Garraf y la Malvasía , el vino dulce típico de Sitges elaborado con la variedad de uva del mismo nombre y catalogado como baluarte del Slowfood , nos invitan también a disfrutar de los placeres de la mesa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*