Salsa de pepita

Salsa de pepita

La receta que hoy te propongo es muy sencilla, muy rápida de hacer y muy buena. Es una salsa que te servirá para salsear croquetas de papa, en lo particular es en lo que más me gusta usarla, la combinación de sabores es magnífica.También la he usado para salsear pescados, carne y pollo, a todo esto la salsa le da un toque muy rico, muy diferente.

En México y España se conoce como pepitas o pipas a las semillas de diferentes especies vegetales, particularmente a las de Cucurbita maxima, C. moschata y C. pepo, las tres popularmente conocidas como calabaza. Son comestibles y se consumen asadas. Se preparan remojándolas en agua saturada sal, y poniéndolas a tostar en un comal con sal; también se utilizan para preparar una variedad de mole conocido como pepian o pipián. Dependiendo de como se preparen, y después de haber sido cocidas, las pepitas se presentan con cáscara o sin ésta; la cascarita es color claro, y la semilla en sí de color verde obscuro, u olivo.

 En realidad no hay una cantidad exacta de ingredientes, tú tienes que ir poniendo poco a poco los ingredientes líquidos hasta que tú decidas la textura que quieras en la salsa.

Ingredientes necesarios:

  1. 1 taza de pepita verde con sal
  2. 1/4 de cebolla asada
  3. chile serrano al gusto asado y sin semillas
  4. un poco de crema
  5. un poco de leche

 Manera de preparase: 

  1. Vas a poner en un sartén la cebolla y los chiles que decidas ponerle a dorar, no se tiene que quemar, tienen que quedar de un color dorado.
  2. Una vez dorada la cebolla y los chiles, los pomes en la licuadora.
  3. Vas a licuar los ingredientes con los líquidos, te pongo un poco de leche y un poco de crema porque dependerá de que tan espesa o liquida la quieras.
  4. Yo te recomiendo que vayas poniendo poco a poco los ingredientes líquidos hasta que tú desees.De preferencia y gusto de cada quien pero se usa más la crema que la leche, la leche es tan sólo para darle ligereza a la salsa, si tu prefieres usar solamente crema es perfecto.
  5. Sazonas con un poquito de sal.
  6. Vacías la salsa a un traste de preferencia que se pueda tapar. Un frasco es lo más recomendable.
  7. La salsa se refrigera y te dura no más de 4 días en perfecto estado.
  8. También la puedes usar con rebanadas de papa cocida y doradas en un poco de aceite de oliva.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

1 comentario sobre: “Salsa de pepita”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*