Sopa de lombarda con helado de mostaza

Sopa de lombarda con helado de mostaza

Inspirada en las sopas de verduras de la cocina nórdica, con un toque agridulce muy agradable. Nosotros hemos optado por una versión con helado de mostaza que sorprenderá al paladar.

Lo mejor de esta sopa de col lombarda, además de su original color y presentación, es su exquisito sabor, además el toque del helado de mostaza es sencillamente espectacular.  Además puede servirse fría (tipo gazpacho) o caliente.

Sigue con atención todos los pasos de esta receta fácil y dale un toque de color a tu menú, ya verás cómo esta receta gourmet te ayuda a sorprender a todos.

¡Sopa deliciosa para cualquier época del año!

INGREDIENTES PARA LA SOPA

  • 1 lombarda mediana
  • 2 manzanas golden
  • 1 cebolla roja
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 litros de caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta

INGREDIENTES PARA EL HELADO DE MOSTAZA

  • 50 gramos de mostaza a la antigua.
  • 200 ml de leche.
  • 100 ml de nata para montar.
  • 2 yemas de huevo.
  • 1 cucharadita de azúcar.

PREPARACIÓN DE LA SOPA DE LOMBARDA

  1. Picamos la lombarda y la cebolla, rehogar con el aceite.
  2. Añadimos el caldo y las manzanas peladas y cortadas en cubos.
  3. Ajustamos de sal y pimienta, y dejamos cocer 30 minutos, o hasta que quede todo muy tierno.
  4. Trituramos hasta que quede consistencia suave y sin grumos. Pasamos por el pasapuré, si fuese necesario. Calentamos hasta que hierva.

PREPARACIÓN DEL HELADO DE MOSTAZA

  1. Ponemos la nata y la leche en un cazo. Calentamos a fuego lento sin dejar de remover hasta que quede bien mezclado. Retiramos del fuego y deja que se enfríe ligeramente.
  2. Batimos las yemas de huevo y el azúcar en un tazón hasta que la masa resultante sea pálida y espesa.
  3. Agregamos las yemas batidas a la leche. Volvemos a encender el fuego y cuece la crema a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese y la masa recubra la parte posterior de una cuchara de madera. No permitas que la mezcla hierva o se cuaje.
  4. Vertimos en un bol, añadimos la mostaza y mezclamos bien. Dejamos enfriar y removemos ocasionalmente.
  5. Mezclamos en una heladera, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, hasta que se congele completamente.

Si no disponemos de heladera

En vez de mezclar en la heladera, metemos la crema en el congelador. Para que quede cremoso sin heladera debemos sacar el helado del congelador cada 45 minutos y mezclar con la batidora para romper los cristales de hielo. Repetimos este proceso durante 2 o 3 horas. De esta forma conseguiremos un helado casero muy cremoso.

Servimos la sopa caliente o fría (al gusto) con una bola de helado.

Foto de: Heston Challenge

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*