Granola en huevo de Pascua

Una forma inusual de disfrutar la tradicional sobrecarga de chocolate en Semana Santa, esta receta sería un desayuno familiar ligeramente indulgente, pero increíblemente divertido para el Domingo de Pascua.

Huevo de Pascua con relleno, a base de: granola casera, fruta fresca, miel y yogur de vainilla desnatado.

La mayoría de las granolas que encontramos en los supermercados vienen cargadas de azúcar y aceites que son realmente innecesarios. Preparar la tuya en casa es una alternativa súper sencilla y deliciosa que te permitirá controlar la calidad de los ingredientes, y además te dará la posibilidad de personalizarla con tus sabores favoritos.

Un desayuno para sorprender!

Desayuno de granola en huevo de Pascua

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 2 Huevos de Pascua
  • 4 cucharadas de copos de avena
  • 4 cucharadas de almendra laminada cruda
  • 4 cucharadas de pipas de calabaza
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 4 cucharadas de miel o sirope de arce
  • 400 g de yogur de vainilla desnatado
  • Fruta fresca al gusto (fresas, manzanas, melocotón, pera, frambuesas…)

PREPARACIÓN

Colocamos los huevos de chocolate en la nevera durante unas horas para endurecer.

Precalentamos el horno a 200ºC y preparamos una bandeja forrándola con papel sulfurizado.

Mezclamos en un cuenco los copos de avena con la almendra, las pipas de calabaza, las semillas de lino y una pizca de sal. Agregamos la miel o sirope de arce y combinar bien todo junto.

Distribuimos en la bandeja y horneamos durante unos 12-14 minutos, removiendo a mitad de la cocción, o hasta que estén tostados al gusto. Dejamos enfriar.

Lavamos bien la fruta deseada y trocear, mejor si es de temporada y está un poco madura.

Sacamos los huevos de la nevera y los dividimos cuidadosamente por la mitad con un cuchillo sin filo. Reservamos cualquiera de los pequeños trozos que se rompen para usarlos para decoración posterior.

Mezclamos la mitad de la fruta con la mitad del yogur y colocamos una pequeña cucharada en el cada medio huevo de chocolate.

Llenamos cada medio huevo con el yogur restante.

Agregamos unas cucharadas grandes de granola, ya fría, a cada huevo. Cubrimos con la fruta reservada, trozos rotos de huevo de chocolate y un poco de miel. Espolvoreamos con canela si lo deseamos.

Foto de: Josh Eggleton

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*