Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Cocina polaca

14nov 11

Guarnición de remolacha

Hemos estado viendo estos días atrás diferentes platos de carne y pescado e incluso postres dulces bien ricos, pero hoy os voy a enseñar algo típico de Polonia, una guarnición de remolacha que además de muy nutritiva por la cantidad de vitaminas del grupo B que contiene y ser un alimento clave para combatir la anemia, es una combinación perfecta de sabor para acompañar una carne dando un contraste muy rico al paladar.

Hay muchas formas de preparar la remolacha, desde cruda en una ensalada, hasta licuada y hecha zumo, pero en este caso va a ser cocinada para que nos sirva de guarnición y os aseguro que si no la habéis probado así, os va a encantar y vais a ponerla en muchas ocasiones.

Ingredientes:

  1. 4 remolachas cocidas
  2. 1 cebolla
  3. 1 diente de ajo
  4. Perejil
  5. Vinagre
  6. Azúcar
  7. Aceite
  8. Pimienta negra molida
  9. Sal

 

Modo de hacerlo:

  1. Empezamos pelando las remolachas, es decir le quitamos la peladura que tiene y la rallamos con un rallador pero por la parte gruesa, de tal forma que nos queden trozos grandes para que cuando la echemos a la sartén no se nos desaparezca.
  2. Por otro lado picamos muy menudita la cebolla y el ajo, así que lo mejor es el accesorio del batidora que lo deja fino fino.
  3. Ponemos la sartén en un fuego con 4 cucharadas soperas de aceite (ahora que estoy en España y conozco el aceite de oliva virgen extra, os recomiendo que lo hagáis con éste), cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo y lo removemos a fuego lento hasta que tengamos pochada la cebolla.
  4. Una vez pochada le añadimos la remolacha y la tenemos al fuego durante unos 15 minutos moviéndola cada poco para que se nos vaya haciendo. Pasado ese tiempo le echamos un chorrito de vinagre (sin pasarnos), un poco de sal, la pimienta molida, el azúcar y el perejil y lo vamos removiendo todo muy bien durante unos minutos.
  5. Lo sacamos del fuego y lo dejamos reposar para que se enfríe un poco (que esté caliente pero no ardiendo, y no la dejéis que se queda fría, aunque hay a quien le gusta también fría de la nevera, eso irá en gustos), y ya está listo para servir de acompañamiento de un segundo plato como por ejemplo una carne, unos filetes rusos, o unas salchichas. Recomiendo acompañarlo también de patata cocida, pero ojo, que no se trata de hacer puré de remolacha que eso es otra cosa, sino de servirla tal cual, con la hoja como ha quedado al sacarla de la sartén.

Tiempo de preparación: 20 minuto(s)

Tiempo de cocción: 20 minuto(s)

 

No tengáis dudas que os va a encantar, y si es para vuestros hijos, estaréis proporcionándoles una dosis de vitaminas que les vendrán muy bien.

 

Y ahora… a comer

Smacznego! (que aproveche!)

Etiquetas: , , ,

Un comentario

  1. tiene una pinta estupenda,tenemos que acostumbrar a comer guarniciones asi.gracias.es bueno empezar a cuidarse.

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Aniela

Mi galardón: Pinche de Cocina

About

Descubre de la mano de Aniela las recetas más interesantes y los platos más típicos de la cocina polaca.

Twitter

noviembre 2011
L M X J V S D
« oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930