Salsa de piquillos y crema de cebolla. Dos guarniciones con muchos usos

Hoy os voy a presenar dos acompañantes fantásticos para infinidad de platos. La salsa de piquillos la podemos utilizar para muchas recetas, ya os iré poniendo ideas. La crema de cebolla también es una compañante ideal para muchos platos. La salsa de piquillos es una de mis especialidades de hace muchos años y mucha gente que ha cenado en mi casa me han preguntado la receta, asi que hoy os voy a desvelar uno de mis secretos culinarios.

 Ingredientes:

 

PARA LA SALSA DE PIQUILLOS:

  1. Cebolla
  2. Tomate
  3. Salsa de tomate casera
  4. Pimientos del piquillo
  5. vino blanco
  6. leche
  7. harina
  8. mantequilla
  9. aceite de oliva
  10. sal

 

PARA LA CREMA DE CEBOLLA:

  1. 1 patata pequeña o 1/2 grande
  2. 2 cebollas
  3. Aceite de oliva
  4. 25 ml de nata para cocinar
  5. sal
  6. pimienta

 

Salsa de piquillos:

Vamos a empezar picando la cebolla, puede ser en trozos grandes de un par de centímetros, haremos lo mismo con el tomate, no hará falta pelarlo ni despepitarlo. Pondremos en un cazo tres cuchardas de aceite de oliva a calentar y añadiremos la cebolla con una pizca de sal, rehogaremos durante unos minutos. Echaremos el tomate en trozos con una pizca de sal y una pizca de azucar, cocinaremos conjuntamente unos 3 o 4 minutos y añadiremos la media lata de pimientos del piquillo, el tercio de vaso de vino y el medio vaso de agua, las 4 cucharas de salsa de tomate y dejaremos cocinar 10 o 15 minutos.

Cuando se haya cocinado todo lo pasaremos por la batidora y luego lo colaremos con un chino. La salsa estaría perfecta para consumir pero a mi me gusta hacerle un poco de bechamel, en una cazuela con dos cucharilla de mantequilla y un poco de aceite de oliva, rehogaremos una cuchara rasa de harina y añadiremos leche  sin dejar de remover, salaremos. Cuando hayamos cocinado unos 10 minutos esta bechamel añadiremos la salsa que hemos hecho removeremos bien y dejaremos cocinar 5 minutos, la salsa asi quedará perfecta.

 

 Crema de cebolla:

Cocemos la patata pequeña, a mi me gusta lavarla bien y cortarla en trozos con la piel y todo, en diez minutos estará cocida. Por otra parte cortaremos las cebollas en juliana, echaremos un buen chorro de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente echaremos la cebolla. Cocinaremos la cebolla un buen rato hasta que este hecha y doradita.

Las patatas las pelaremos y las echaremos en un vaso batidor con la cebolla, un poco de agua de la cocción de las patatas, sal, pimienta negra y lo batiremos bien. Después de batirlo lo pasaremos por un chino para que quede bien fina.

No hace falta añadirle nada mas, la consistencia de la crema a gusto del consumidor, empezar echadole poco agua y vais viendo como lo quereis, a mi me gusta ligero, que sea una crema y no un puré.

En breve os pondré varias recetas para estos dos acompañantes. Espero que os gusten.

Buen provecho!  On egin!

Recomendación: En esta ocasión os voy a recomendar una marca de productos de Navarra que yo siempre uso por su gran calidad, merece la pena. Son las conservas Anko, teneis productos clasicos como los pimientos, los espárragos y otros mas innovadores como sus muses salados y las confituras acompañar quesos, pates…un producto exquisito.

9 comentarios sobre:
“Salsa de piquillos y crema de cebolla. Dos guarniciones con muchos usos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*