Lubina al horno y vinagreta con percebes

Tengo que reconocer que el pescado me pierde y pensé que cuando llegara Laia a nuestras vidas iba a tener que bajar el consumo ya que los peques no son muy de pescado. Pues va a ser que mi pequeña ha salido a mi, le encanta el pescado, cualquiera, de cualquier manera. Cuando voy con ella a la pescadería es imposible no comprar, pasa al lado y empieza a gritar: “arraia, arraia” (“pescado, pescado”) “ummmm,ummmm”, “amatxo, arraia!” (“mama, pescado”). Ademas tengo la gran suerte de vivir en una ciudad a la orilla del Cantábrico y siempre tenemos los mercados llenos de pescado fresco y variado. Y piensas que en todos los sitios será así y me cuentan que no, no en todas las ciudades de nuestra geografía tienen el pescado tan variado y fresco que tenemos en las ciudades de costa. Esta es una receta muy fácil y que os puede hacer quedar como auténticos cocineros profesionales, el toque de la vinagreta queda perfecto,  hace que la ya delicada carne de la Lubina quede ya superior. Pocos trucos hay para llevar una vida saludabe, comer poca carne roja, mucha fruta  y verdura y pescado varias veces a la semana. Asi que para no aburrirse y hacer siempre las mismas recetas, tomad nota. Por cierto no tengais reparo en darselo a los mas peques, a mi hija le encantó. 

Lubina al horno y vinagreta con percebes
 
Ingredients
  • Lubina
  • Patatas
  • Tomates pera cherry
  • Cebollas francesas
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Jerez
  • Percebes (4 o 5 por persona)
  • Cebollino
  • Crema de vinagre Balsámico para decorar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pelaremos las patatas y las cebollas francesas. Cortaremos las patatas en rodajas y las colocaremos en una bandeja apta para el horno, salaremos y les echaremos un par de cucharas soperas de aceite de oliva. Meteremos al horno que lo tendremos precalentado a 200 grados unos 20 minutos.

Los percebes los coceremos en abundante agua con un puñado generoso de sal. Una vez empiece a hervir el agua echaremos los percebes y cuando vuelva a coger el hervor los tendremos 1 minuto. Los sacaremos y dejaremos templar. Los tomatitos los abriremos por la mitad y los aplastaremos ligeramente con las manos en el cuenco donde vayamos a hacer la vinagreta.

Picaremos el cebollino y lo añadiremos a los tomates con una pizca de sal. Por cada tres cucharas soperas de aceite de oliva virgen añadiremos una de vinagre de Jerez y por último agregaremos los percebes pelados, lo removeremos bien y reservaremos.

 

 

Cuando veamos que las patatas y las cebollas esten a medio hacer, las sacaremos del horno para poner el pescado sobre ellas. El pescado lo podemos hacer abierto o cerrado. Si lo haceis abierto necesitareis menos tiempo para cocinarlo pero también correis el riesgo de que os quede mas seco que si lo horneas cerrado. Salar el pescado, echarle un hilillo de aceite de oliva por encima y hornear durante unos 20 minutos (el tiempo siempre depende del tamaño).

Para emplatar, sacaremos los lomos del pescado, pondremos en el fondo del plato un par de patatas, sobre ellas el lomo de pescado limpio, a un lado una de nuestras dcebollas francesas y por último echaremos un poco de nuestra vinagreta, dejando unos cuantos tomatitos y unos cuantos percebes. Por último añadiremos unos hilillos de crema de vinagre balsámico.

¡Buen provecho!  On egin!

 

 Consejo:¿Cómo saber si el pescdo está hecho? Muy fácil, si la cabeza se desprende con facilidad, si con las manos podemos partir la espina que une el cuerpo del pescado y la cabeza es que está hecho. Soy de la opinión de que es mejor que quede un pelín crudo a que se os pase. El pescado es como la paella, siempre es el comensal el que tiene que esperar.

 

 

7 comentarios sobre:
“Lubina al horno y vinagreta con percebes”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: