Paccheri de mejillones

Hacía mucho que no os ponía una receta de pasta con lo que me gustan a mi. Hoy os traigo una receta que en mi casa siempre triunfa. Mejillones y pasta es una combinación ganadora. Que gusto da preparar pasta, será que lo siento así por el aprecio que tengo a Italia, un país donde volvería siempre. Además tengo un viaje pendiente al sur, tengo pendiente Sicilia aunque tengo que reconocer que Nápoles con su caos y sus grandes pizzas me llama mucho. Lo tengo en mi lista de viajes pendientes, esos con los que sueño muchas noches. El día que me toque la Euromillones el mundo no será suficiente para viajar, o si nunca se sabe. Este plato os puede quedar genial para una comida un poco más especial de fin de semana y lo mejor es que los platos de pasta suelen ser muy económicas y eso hoy en día es muy importante. Tomad nota que estoy segura que si preparáis esta receta os van a sacar a hombros de la cocina.

paccheri de mejillones

Ingredientes:

Paccheri
1 kilo de mejillones (para 2/3 personas)
1 cebolla
1 pimiento verde
Salsa de tomate casera
Harina
Leche
MAntequilla
Aceite de oliva
Ajo
Perejil
Pan rallado
Sal
Pimienta negra

Preparación:

Vamos a empezar abriendo los mejillones, a mi me gusta dejarlos un poco crudos para que se terminen de hacer con las verduras. Por otro lado iremos cociendo la pasta según el tiempo recomendado por el fabricante. Mientras se hacen los mejis y la pasta iremos picando la cebolla y el pimiento verde y los iremos pochando en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando la verdura esté pochada añadiremos los mejillones picados y un par de cuharas soperas de salsa de tomate casera.

Por otro lado prepararemos una bechamel con 3 cucharas soperas de harina y medio litro de leche. Añadiremos un par de cucharas soperas de bechamel al relleno de mejillones. Pondremos un poco de bechamel en la base de la bandeja para hornear, pondremos los paccheri de pié e iremos rellenando con el relleno de mejillones que habremos dejado enfriar. Terminaremos poniendo una cucharada de bechamel encima de cada uno y un poco de salsa de tomate casera. Si queremos que se dore mejor podemos añadir pan rallado con un poco de ajo y perejil. Lo hornearemos a 210 grados unos 20 minutos.

¡Buen provecho!  On egin!

proceso

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*