Hongos con idiazabal y yema Espelette

No me considero una persona envidiosa pero cada vez que veo a los seteros con sus cestas venir del monte siento algo parecido a la envidia. Es una de mis asignaturas pendientes, aprender sobre este tema y controlar para poder ir al monte a coger estos deliciosos manjares. Poderlos comer sin miedo, con la seguridad de saber cuales son las especies comestibles. La vida es larga y me veo. Me veo yendo un domingo al monte, con mi cesta en busca de setas, me gusta la idea y aunque esto sea como el que va a pescar, puede que vuelvas con las manos vacías, me apetece que eso también me pase. Mientras esto no sucede voy al mercado a ver que es lo que hay, en esta época del año tenemos una variedad de setas y hongos terríble. Lo peor los precios prohibitivos que hacen que una servidora en muchas ocasiones tenga que mirar hacia otro lado, ¡qué vicio tengo! Aquel día fuí al mercado y decidí que de alguna manera tenía que ajustar mi presuspuesto para llevarme un peazo hongo que me hacía ojitos desde Baratze (una tienda de frutas y verduras de Donostia que son más majos que ná), y así lo hice. Sustituí merluza por mediana y ternera por vaca, así pude llevarme a casa un boletus. Llegué a casa contentísima pensando cómo prepararlo y aqui os traigo la receta.

hongos con idiazabal y yema espelete

 Ingredientes:

Hongos (en mi caso Boletus Edulis)

Una yema por persona

Pimienta de Espelette

Queso Idiazabal suave

Aceite de oliva virgen extra

Sal en escamas

 

Proceso:

Empezaremos preparando la yema. Colocaremos film transparente en un cuenco, lo untaremos con un poco de aceite de oliva virgen extra, pondremos la yema y una pizca de pimienta de espelete y una pizca de sal. Cerraremos el paquetito retorciendo el film y haciéndo un nudo, lo pondremos en agua a 50/55 grados y lo tendremos unos 10 minutos.

Limpiaremos los hongos con papel de cocina húmedo y un cepillito, nunca poniéndolo debajo del agua. Cuando lo temgamos bien limpio lo trocearemos y lo salteremos en una sartén con aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Colocaremos los hongos salteados en el plato con unas escamas de sal, la yema en el centro del plato (si no somos muy habilidosos se nos puede romper la yema al ponerla en el plato, no tiene importancio porque estsrá igual de bueno) y terminaremos poniendo unas lascas de queso Idiazabal suave.

proceso

¡Buen provecho!  On egin!

1 comentario sobre: “Hongos con idiazabal y yema Espelette”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*