Pizza de bonito y anchoas

Hacía mucho que no publicaba una pizza en el  blog. El caso es que en mi Instagram mias pizzas suelen ser las fotos que más gustan, ya veo que hay mucho pizzaadicto por ahí. No se si conozco a alguien que no le guste esta receta italiana, la verdad es que tendría que hacer un grandísimo esfuerzo para encontrar a algún insensato. Sueño que tengo un horno de leña, tengo esa mala curiosidad de saber si mis pizzas se pueden paracer en algo a aquellas que me llevé en mi memoria de mis viajes por Italia. Creo que algún día saldré de dudas, tengo ganas de poder una de mis pizzas entrar en un horno fantástico de leña. Ya veís que aqui cada uno tiene sus ilusones y sus cosas, algunas más comprensibles que otras, a mi el tema gastronómico me llena tanto como las que vaís a la última moda o estáis al tanto del mundo deportivo, cada loco con su tema. Hoy os traigo una receta de una pizza con un sólo objetivo, que tengáis conciencia de que hay ingredientes que van en pizzas y no se hornean, por el simple hecho de que muchos de ellos si los horneamos se estropean. Un buen bonito o unas buenas antxoas, que es lo que os traigo hoy, no deberían ser horneadas. Hoy os traigo unas cuantas ideas para que pongáis en práctica en vuestras casas.

pizza de bonito y antxoas

Ingredientes.

Masa para pizza (enlace)

Salsa de tomate casera

Alcaparras pequeñas

Cebolla fresca o cebolleta

Mozzarella

Orégano

Antxoas en aceite

Bonito en aceite

Rúcula

Proceso.

 Empezaremos estirando la masa, cuando le hayamos dado forma la dejaremos reposar  unos diez minutos. Transcurrido éste tiempo añadiremos unpar de cucharas soperas de una salsa de tomate que esté bien reducida para que no se humedezca la masa. Cortaremoa la mozzarella y la disribuiremos por la pizza, cortaremos la cebolleta en fina juliana y también la añadiremos a nuestra pizza, terminaremos poniendo unas cuantas alcaparras de las pequeñas y un poco de orégano. Hornearemos con el horno a tope 6/7 minutos en la base del horno con la piza sobre un papel de hornear y uno 3 minutos más en la parte superior del horno.

Una vez la pizza esté horneada la sacaremos del horno y empezaremos a coclocar el bonito en lascas o trozos mas o menos pequeños, también pondremos una antxoa por ración de pizza, distribuiremos la rúcula por la pzza y terminaremos con un chorrito de acete de oliva virgen extra.

proceso

¡Buen provecho!  On egin!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*