Pintxo de huevo cocido

Ayer me contaron que  la ensaladilla rusa está de moda en los bares a modo de tapa, la verdad es que siempre me ha parecido un deporte de riesgo eso de comerse un picho de ensaladilla en según qué lugares. Me pasa lo mismo con este tipo de pinchos cómo el que os traigo hoy. No os traigo ésta receta sólo para habalros de ésto, también os la traigo por que sigo sin olvidarme de esos novatillos que andáis por ahí y que se que este tipo de recetas os viene  a las mil maravillas. No me olvido de vosotros, además me gusta leeros cuándo ponéis las recetas en práctica y sorprendentemente (para vosotros) os salen geniales. Así que hoy la receta es para todos esos estudiantes, solteros, separados o gentes que jamás de los jamases os habéis metido en la cocina (género femenino o masculino, novatos de toda clase). La crisis tiene la mayoría de cosas malas pero también hay alguna buena cómo los que os estáis animando a cocinar para ahorraros unos eurillos, lo que no sabéis es que encima coméis mejor que casi en cualquier sitio. Cómo se suele decir, no hay mal que por bien no venga.

 pincho de huevo cocido

Ingredientes.

Huevos

Surimi (en mi caso Krissia)

Bonito en aceite

Pepinillos pequeños

Alcaparras

Mahonesa

Aceitunas

Cómo se hace.

Empezaremos cociendo los huevos, para ello los meteremos en una cazuela y los cubriremos con agua, añadiremos un poco de sal para facilitar el pelado y lo pondremos al fuego. Una vez el agua coja el hervor los cocederemos en 8 minutos, los sacaremos del agua y los sumergiremos en agua fría. Mientras los huevo se enfrían prepararemos los rellenos. Por un lado picaremos el surimi y lo mezclaremos con la mahonesa, ésta puede ser de bote o casera. Si la vaís a hacer en casa necesitaréis un huevo entero, un vaso grande de aceite o de girasol o de oliva, una cuchara sopera de vinagre blanco y una pizca de sal,  meteremos todo en el vaso de la batidora y con la batidora a velocidad suave y sin mover del fondo del vaso iremos formando la mahonesa.

proceso

El otro relleno lo haremos desmigando el bonito, picando los pepinillos y alcaparras  y añadiendo mahonesa. A continuación pelaremos los huevos y los cortaremos por la mitad, sacaremos la yema y rellenaremos el agujero que queda ocn el surimi, en la parte de arriba del huevo pondremos el segundo relleno de bonito y pepinillos. Terminaremos el pincho con la yema rallada y un par de aceitunas pinchadas en un palillo que pondremos en cada huevo.

pintxo final

¡Buen provecho!   On egin!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*