Mabre a la mantequilla con zanahorias glaseadas

 

pesc mantequilla cocina y recetas

 

 

El MABRE es un pescado blanco igual que la dorada QUE  habita en el levante, Baleares, etc…

Se alimenta gracias a su hocico puntiagudo de pequeños  mariscos, quisquillas y moluscos.

Con esta alimentación se comprende lo exquisito que esta.

La forma en que lo vamos a preparar es para principiantes, para que todo el mundo pueda gozar de este rico pescado.

IINGREDIENTES PARA LA RECETA:

Un mabre de ración por persona.

Dos zanahorias por persona.

Dos patatas medianas por persona.

Mantequilla.

Pimienta molida, sal y perejil picado.

Vino blanco

Naa o leche evaporada para el puré de patata.

Vino blanco.

Piel de limón picada.

Cuatro gambas cocidas para adornar.

ELABORACIÓN:

Hacemos el puré de patata, hirviéndolas con un poco de agua hasta cubrirlas, un poco de mantequilla y sal. Una vez hervidas retiramos el agua y machacamos hasta que queden hechas un puré, añadimos pimienta y un chorro de leche evaporada, es mejor ir añadiendo conforme haga falta hasta tener la consistencia deseada. Reservamos.

Para las zanahorias glaseadas las cortamos oblicuamente, quedando así mucho más presentables, en una olla con un poco de agua, mantequilla, sal , pimienta y comino las dejamos hervir a fuego lento para que no se rompan hasta que queden al dente.

Retiramos el agua y reservamos el caldo.

En una saten con un poco de mantequilla y azúcar las doramos a fuego lento hasta que se glaseen. Rectificamos de sal y pimienta.

Ahora es el turno del pescado, que no por económico no se merezca una elaboración de fiesta o celebración.

Para ello le hacemos unos cortes primero paralelos a uno de sus lomos y luego al contrario formando así un rombo en su piel.

En la misma sarten que hemos glaseado las zanahorias echamos un poco de mantequilla, doramos el pescado por el lado de los cortes, dejándolo dorado, no nos preocupamos ahora por el interior, con mucho cuidado volvemos y doramos por el otro.

Sacamos el pescado con una paleta grande, para que cojamos el pescado de una pieza, con mucho cuidado de no romperlo.

En esa misma sarten, echamos un chorro de vino blanco, caldo de las zanahorias, el limón picado, perejil picado.

Dejamos reducir un poco y es el momento de incorporar el pescado de nuevo, con la piel bonita hacia arriba.

Tapamos con papel sulfurizado o una tapader y dejamos que se haga, ha de quedar jugoso, no seco pero bien hecho por dentro.

El tiempo pueden ser cinco minutos, levantamos un poco el lado de tripa y comprobamos que está acabado.

Emplatamos con el pescado en el centro, un poco de puré de patata con dos gambas encima, las zanahorias glaseadas en un lado y le echamos un poco del caldo de la sarten por encima del pescado.

Comer enseguida, los platos de pescado no admiten demora.

SI DESPUÉS DE LEER LA RECETA NO OS APETECE COMERLA ES QUE NO SOIS HUMANOS, :)

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*