Lasaña de higaditos de pollo

Ésta es mi primera entrada con ustedes. Desde aquí me presento, soy María y desde hoy voy a estar con ustedes mostrando recetas fáciles, caseras y, sobre todo, económicas. En comer con poco vamos a descubrir que una comida, cena o merienda puede ser maravillosa sin tener que vaciar mucho la cartera.

No soy cocinera profesional, simplemente me gusta cocinar y juntos aprenderemos, porque yo os mostraré una receta pero ustedes, con vuestros comentarios, haréis que estas recetas sean más ricas aún y seguro que siempre me enseñaréis algo nuevo.

¿Comenzamos?

En esta primera entrada os traigo una lasaña de higaditos de pollo. El hígado de pollo es un alimento muy sano y a la vez muy económico. Con un buen sofrito tendremos un relleno contundente para rellenar nuestras placas de lasaña.

En esta foto se ve una lasaña individual y la receta es para hacer dos iguales.

Ingredientes (para dos lasañas individuales)

  • 1 tarrina de higaditos de pollo, suele traer sobre 250 gramos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento
  • 2 dientes de ajo
  • 6 – 8 tomates maduros (a más tomates mas color)
  • 1 paquete de placas de lasaña de las que no necesitan cocción
  • Para la bechamel necesitamos 1 cucharada de mantequilla, 2 cucharadas de harina, sal, nuez moscada, pimienta y leche, la que vaya admitiendo para obtener la textura deseada.
  • Queso rallado
  • sal, pimienta y vino fino.
Preparación
  • Lo primero que haremos es limpiar los higaditos y los troceamos. Nos tienen que quedar en un tamaño mas bien pequeños pero que no llegue a ser un puré. Cuidado que el higadito se desmenuza muy pronto. Reservamos.
  • Ahora empezamos con el sofrito. Lavamos bien las verduras y las cortamos como queramos, total, las vamos a pasar por la batidora. Está claro que a mas grande la verdura, las tiempo tiene que estar en el fuego. Pues nada, troceamos la verdura y hacemos el sofrito en una sartén con un buen fondo de AOVE.
  • Cuando el sofrito esté terminado, lo pasamos al vaso de la batidora y trituramos bien. Si queda muy espeso ponemos un poco de agua pero no mucha porque no queremos tener mucho caldo.
  • Volvemos a poner el sofrito triturado en una olla o sartén. Agregamos los higaditos y removemos.
  • Salpimentamos y agregamos un poco de vino fino. Como medio vaso.
  • Damos un hervor y bajamos el fuego. Cuando el líquido esté consumido apartamos.
  • En las bandejas individuales de barro (se puede usar otro tipo de bandeja que tengamos) ponemos una placa de lasaña ( sin previa cocción porque tenemos las que no necesitan cocción)
  • Sobre la placa de lasaña ponemos un poco de higaditos y volvemos a colocar otra placa de lasaña.
  • Vamos alternando lasaña y los higaditos hasta que terminemos con el relleno.
  • Siempre hay que terminar con placa de lasaña.
  • Hacemos la bechamel, en un cazo ponemos la mantequilla y cuando se derrita agregamos la harina y removemos. Sin dejar de remover vamos agregando leche templada hasta obtener la textura de la bechamel que deseemos. A mi me gusta que quede mas bien líquida porque así la lasaña queda mejor. Las placas de lasaña que no necesitan cocción necesitan de los líquidos para que se pongan tiernas y con la bechamel mas líquida obtendremos ese resultado. Antes de retirar la bechamel del fuego, salpimentamos y ponemos un poco de nuez moscada molida.
  • Cubrimos la lasaña con la bechamel.
  • Cubrimos con queso rallado
  • Metemos en el horno hasta que tengamos el queso dorado al gusto de cada uno.

Ya sólo queda servir y degustar.

Espero que os guste, en casa gustó muchísimo.

Esta receta tiene una dificultad baja-media y un coste bajo.
Tiempo de preparación: 15 minutosTiempo de cocina: 20 minutos

Número de comensales: 2

Dificultad: 2

Tipo de cocina: Española

9 comentarios sobre:
“Lasaña de higaditos de pollo”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*