Caracoles

Los caracoles no es un plato que todo el mundo quiera pero a quien le guste, es algo que le resulta delicioso en ésta época del año que es cuando están en temporada. En el momento que se acerca la calor y los campos se quedan sin “verde”, los caracoles se ponen a invernar y ya no están buenos para comer.

Para guisar unos buenos caracoles hay que tener tres cosas claras. 1- La procedencia de los caracoles. O los cogemos nosotros o los compramos a alguien de plena confianza, unos caracoles que lleven muchos días cogidos nos pueden provocar gastroenteritis.  2- Hay que dejar un rato los caracoles en harina para que se les limpien las tripas y no amarguen y sobre todo hay que lavar muy bien los caracoles. 3- cuando comiencen a hervir, hay que espumar muy bien los caracoles, esa espuma son las babas y hay que retirarlas todas.

Teniendo estos tres puntos claros,  conseguiremos cocinar unos ricos y maravillosos caracoles. Son entretenidos pero cuando ya los tenemos limpios, se cocinan de manera rápida y sencilla.

Vamos con la receta!!!

Caracoles

Caracoles
Author: 
Recipe type: Aperitivos
Serves: 4
 
Ingredients
  • 1 kg de caracoles
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajo
  • Sal al gusto
  • 1 tarro de especias en grano surtidas especial caracoles
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de harina
Instructions
  1. Ponemos harina a los caracoles. Si son cogidos de ese día, los tendremos 24 horas espulgándose pero como por regla general los compramos y son cogidos del día anterior, los tenemos unas dos o tres horas comiendo harina. No hace falta poner mucha harina, solo espolvorear un poco.
  2. A la hora de lavar los caracoles, paciencia y tiempo. Vamos lavando los caracoles y pasando una y otra vez de un recipiente a otro. Al final os dejo un vídeo de cuando hice caracoles con tomate que toda la primera parte de la receta es igual que la que os indico aqui y podéis ver como se lavan.
  3. Una vez que tengamos todos los caracoles bien lavados, los ponemos en una olla y los cubrimos de agua.
  4. Llevamos la olla a la cocina, la dejamos encima del fuego y no encendemos el fuego hasta que no veamos que los caracoles está todos con las cabezas fueras. Evidentemente tapamos la olla con una tapadera para que no se escapen pero que no nos preocupe los caracoles que se queden pegados en la tapadera que ya se caerán al agua.
  5. Cuando levantemos un poco lentamente la tapadera y veamos los caracoles fuera, encendemos el fuego y cuando comience el agua a hervir, quitamos la tapadera y empezaremos a retirar toda la espuma blanca que se queda en la parte de arriba.
  6. Una vez que tengamos toda la espuma quitada, hacemos una muñequilla con un trozo de tela de algodón y el tarro de las especias en grano. Podemos poner un poco menos del bote si no los queremos tan picantes o podemos agregar un par de guindillas mas si lo queremos aun mas picantes, esto va al gusto de cada uno.
  7. Amarramos bien la muñequilla y la agregamos a los caracoles junto con la cebolla, ajo, sal y aceite de oliva virgen extra, un chorrito.
  8. Dejamos hervir unos 15 minutos.
  9. Listos nuestros caracoles!!!!
  10. Se sirven en cuencos o vasos con su correspondiente caldo.
3.2.1215

1 comentario sobre: “Caracoles”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: