Kale o col rizada

Kale o col rizada

 

Cuando un alimento se pone de moda, nos lo ponen hasta en la sopa. Algunos están justificados, otros no. En esta ocasión vamos hablar de la Kale o lo que popularmente conocemos como berza o col rizada. Los que estamos más apegados al campo y sus cultivos, llevamos mucho tiempo usando la kale en la cocina. Otros la acaban de descubrir ahora y no saben lo que se han perdido.

Actualmente nos la encontramos en los supermercados, ya troceada y en bolsas. En los mercados seguimos encontrando, bien en una pieza o bien en ramilletes de hojas.

La kale se puede comer tanto en crudo como cocinada y de ambas maneras os la recomiendo.

Es fuente de fibra, ácido fólico, proteínas, hierro, magnesio, fósforo, calcio, potasio, cobre y manganeso. También es fuente de vitamina A, C, K, B6 así como en tiamina y riboflavina. Tiene propiedades antioxidantes y es beneficiosa para la digestión.

Y pese a tener todo eso, se ha puesto de moda por su bajo aporte calórico y cada vez se consume más en ensaladas.

Para usarlo en cocina, ya he comentado que se puede usar en crudo, perfecto para ensaladas. A la hora de tomar el kale cocinado, hay que tener la precaución de no tenerlo, ni mucho tiempo al fuego, ni sumergirlo en mucha agua, para que no pierda sus propiedades.

Es recomendable hacer el kale en salteado y si vamos a agregarla a algún tipo de guiso, que sea en el último momento, en la última parte de la cocción. A poder ser, añadir, apagar el fuego y dejar tapado que repose para que, con el calor, se cocine.

Kale es su nombre en Inglés y por lo tanto, por lo que ha saltado a la fama. En España lo tenemos que pedir en los mercados como col rizada o berza, como kale, no creo que lo vayáis a encontrar, a no ser que lo compréis en el supermercado donde sí está en bolsa con ambos nombres.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*