El puchero andaluz

El puchero andaluz es uno de los platos más típicos de mi Andalucía. Su origen es muy antiguo y adquiere el nombre de la olla donde se solía hacer, el puchero, olla grande y honda donde se cocía a fuego lento los ingredientes.

¿Qué ingredientes lleva un puchero andaluz? Principalmente lleva caldo, que resulta de la cocción del resto de ingredientes que le vamos a agregar. Lleva carnes, que puede ser solo gallina, solo pavo, pollo y ternera, o pollo y cerdo, principalmente. Esa carne que elijamos para hacer nuestro puchero debe llevar hueso blanco salado, costilla de cerdo salada, hueso de espinazo salado y un trozo de tocino fresco salado. De manera opcional le podemos poner hueso de jamón, lo que nos dará un caldo de color más oscuro. A esa carne y huesos se le añade verduras, que principalmente son un nabo, un puerro, apio, zanahoria y patatas pero podemos poner calabaza si queremos. Lleva legumbres, más concretamente garbanzos.

¿Cómo se hace un puchero? Pues antiguamente se ponían todos los ingredientes en esa olla llamada puchero y se dejaba cocer a fuego lento por horas. Hoy en día, gracias a las ollas rápidas, solo hay que dejarlo que arranque a hervir para que se forme en la parte de arriba una capa de espuma que hay que quitar. Eso se llama espumar el puchero y lo que retiramos es el exceso de grasas. Una vez espumado, cerramos la olla rápida y en unos 40 minutos pitando, tenemos un puchero de lo más rico.

El puchero andaluz

 

¿Cómo se come un puchero? Pues vamos por pasos. Una vez que tenemos el puchero terminado, retiramos los huesos y desechamos. En una bandeja colocamos las carnes y el tocino. Eso será, a posteriori, nuestro segundo plato. De primer plato servimos el caldo. Se puede servir tal cual, con o sin las verduras troceadas, con o sin huevo picado, con o sin taquitos de jamón curado, con o sin picatostes de pan frito. A ese caldo también le podemos cocer un poco de fideos de los más finos, el llamado cabello de ángel, o podemos cocer arroz.

Sirvamos el caldo solo, con fideos o con arroz, podemos ponerle las verduras, los garbanzos y unas hojitas de hierbabuena.

Hay un dicho en mi tierra que dice que un buen puchero resucita a un muerto, y es que es así. Un puchero tiene un nivel nutricional muy alto. Un puchero caliente, en un día de frío, hace que entres en calor y te llene de energía.

¿Hay recetas más allá de un puchero? Con las “sobras” podemos hacer muchas recetas de aprovechamiento. Con los garbanzos podemos hacer humus, con estos y con la carne que haya sobrado de la pringá junto con las verduras podemos hacer ropa vieja, con la carne podemos hacer croquetas, y así un largo etc.

¿Hay varios tipos de puchero? Sí, en función de los ingredientes que les pongas. Tenemos un puchero tradicional , tenemos el caldo de pollo, caldo de verduras, que se hace con bastantes verduras, con o sin carne. Tenemos la sopa de pan (a lo que se le denomina el primer plato), sopa de arroz, sopa de fideos Y para cerrar, dos variantes más, con ternera o con coliflor.

Ya solo te queda hacer un rico puchero como más te guste o con los ingredientes que tengas en casa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*