Aperitivos de ibéricos y queso

Comenzamos el mes de diciembre pensando ya en la Navidad con nuestros cinco sentidos. Comenzamos este mes con una entrada que no lleva ninguna receta en sí, sino que nos vamos a centrar en el aperitivo estrella que solemos tener en casa y que a veces nos cuesta mucho trabajo presentar en un plato decentemente.

Cuando hablamos de aperitivos ibéricos nos referimos al chorizo, salchichón y lomo curado. En estas fechas, rara es la casa que no tenga un lote de estas tres deliciosas chacinas y siempre nos surge las mismas dudas, ¿Cómo cortarlo, cómo servirlos?

Lo habitual es cortarlo en rodajas o lonchas. Lo más finas posible. Esto lo podemos hacer de muchas maneras.

-Comprarlo ya loncheado. -Esta opción la recomiendo para cuando tenemos que comprar poca cantidad porque guardarlo en el frigorífico, loncheado, mucho tiempo, se pone muy seco.

-Cortarlo a cuchillo. Esta es la opción para cuando hemos comprado las piezas y tenemos que cortar en casa. Con esta opción nos encontramos con la dificultad de sacar lonchas muy finas o la dificultad de no sacar todas las lonchas iguales.

-Cortalo a máquina. Aquellas personas que tengan una máquina cortadora de fiambres, es la mejor de las opciones porque seleccionamos el grosor y vamos cortando a medida que vayamos necesitando. Aquí la única pega es tener que sacar y guardar la máquina y sobre todo el limpiarla.

Aperitivos de ibéricos y queso

 

-Otra opción es cortar en dados. Yo la uso mucho cuando van quedando esos culitos que ya va costando sacarle las lonchas. Queda también muy bonito en mesa y a la hora de comer, al menos para mí, me resulta más sencillo y cómodo tomar un dado de chacina que una loncha de chacina.

En cuanto al queso, el mundo del queso es amplio y para todos los gustos. Desde los más suaves a los más fuertes. Solo tienes que elegir el que más os guste y cortar. De igual manera, te lo puedes traer ya cortado desde la charcutería, que solo te lo recomiendo si lo vas a gastar todo, o cortar en casa.

En casa lo podemos cortar en cuñas finas, en tiras o en dados, siendo la más habitual, cortarlo en cuñas o triángulos.

No podemos cerrar esta entrada sin hablar del jamón curado. Ya sea de cebo, de bodega, ibérico etc. Para todos los gustos y economías. Nos lo podemos traer ya cortado y tener en casa la pieza y cortar finas lonchas.

En mis mesas de Navidad nunca faltan las chacinas, queso y jamón. ¿Y en las tuyas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*