8 recetas de bizcocho de piña

El bizcocho de piña es un bizcocho que en casa solemos hacer mucho. Es un bizcocho que nunca falla. Siempre sale perfecto. Es un bizcocho sencillo, rápido y que suele gustar a todo el mundo.

Admite multitud de variantes, de combinaciones, con más o menos ingredientes. Hemos hecho unos cuentos ya y hoy vamos hacer un recopilatorio donde podremos ver todas las alternativas que tenemos a la hora de preparar el clásico bizcocho de piña que tanto gusta.

Y tú, ¿Por cuál de estas recetas de bizcocho de piña vas a comenzar?

8 recetas de bizcocho de piña

Cómo no puede ser de otra manera, el recopilatorio de 8 recetas de bizcocho de piña lo vamos a comenzar por el original, por el clásico, por el que todos solemos hacer. Aquí la receta del bizcocho de piña.

Si lo queremos hacer aún más fácil, podemos hacer el bizcocho de piña siguiendo la receta del bizcocho de yogur o el bizcocho que muchos conocen como el bizcocho 1,2 3. En esta ocasión lo horneamos en el horno solar, pero como no todo el mundo tiene horno solar, tendremos que hacer el bizcocho en el horno de casa.

A la hora de hacer el bizcocho de piña, podemos utilizar otro tipo de harinas, como en esta receta de bizcocho de piña que usamos la harina de arroz.

Todos sabemos que el caramelo que lleva este bizcocho lo hace único y diferente al resto de bizcocho, en esta receta hicimos el caramelo al Pedro Jiménez, por lo que nuestro bizcocho de piña quedó aún más rico.

Si las cantidades de azúcar que tenemos que poner, las compartimos con jarabe de arce, nos quedará otro bizcocho de piña muy sorprendente que merece mucho la pena probar.

Otro ingrediente con el que podemos jugar a la hora de montar nuestro bizcocho de piña es con el dulce de leche. Súper dulce como queda, bien rico y esponjoso.

Las nueces al bizcocho de piña les viene estupendamente. Si las caramelizamos con el caramelo, la cobertura que le queda es de lo más rica. Sin lugar a dudas, un gran acierto.

Y para finalizar, el bizcocho de piña con arándanos, frutos secos y jarabe de arce. Una combinación de lo más acertada. Los arándanos le dio al bizcocho de piña un sabor suave y delicioso. Los frutos secos aportaron su toque crujiente y el jarabe de arce nos dejó una cobertura jugosa y tierna. No pusimos caramelo en esta ocasión, sino que lo sustituimos por una fina capa de jarabe de arce.

Un recopilatorio de lo más delicioso. Perfecto para ir haciendo una receta tras otra. ¿Por cuál vas a empezar tú?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*