Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Cómo cocinar sin morir en el intento

18oct 11

Cómo limpiar las sartenes y cazos quemados

En un post anterior os conté cómo recuperar la comida quemada pero no os hablé de otro aspecto muy importante: de esa parte negruzca que se forma en la base o en los laterales de vuestras cazuelas o sartenes cuando se nos ha quemado la comida o cuando al hacer unas ricas pechugas de pollo, le hemos echado tan poco aceite a la sartén que la hemos estropeado.

No os preocupéis porque hoy os voy a enseñar un truco que aprendí hace tiempo para eliminar esas manchas y conseguir que vuestras sartenes y cazos se os queden como nuevos (o al menos, seminuevos), sin tener que comprar otros.

Lo que sí es evidente es que tenéis que intentar siempre cuidar vuestras sartenes de la mejor manera posible para que os duren más. Pero es inevitable que, del uso, los cazos y sartenes acaben desgastándose y cogiendo un molesto y horrible color negro.

Esto se puede solucionar poniendo en marcha una limpieza especial. Sólo necesitaréis un poco de bicarbonato sódico y agua. Poned los cazos o sartenes en un barreño grande o en la pila (que no sobresalgan los recipientes en ningún caso), espolvoreadlos con una buena cantidad de bicarbonato sódico y poned después un poquito de agua, para humedecer el bicarbonato.

Como limpiar las sartenes y cazos quemados

Dejad que actúe durante tres horas. Transcurrido ese tiempo, coged un estropajo y frotad los recipientes con la mezcla de agua y bicarbonato. Es muy importante que cuando hagáis esto uséis guantes, pues el bicarbonato sódico podría hacer daño a vuestras manos. Si además tenéis un raspador de placas, será mucho mejor que los uséis, ya que el estropajo puede estropear demasiado las cazuelas y sartenes. Aún así tened cuidado del modo en el que raspáis, sobre todo en el caso de las sartenes, ya que podéis estropearlas y lo único que conseguiréis es que después se os pegue la comida.

Si alguna de las manchas es demasiado intensa, poned un cazo con agua a hervir lo suficientemente grande para que haya agua para todos los cazos que necesitan la limpieza. Cuando empiece a hervir, añadid dos o tres cucharadas de bicarbonato sódico y también media taza de vinagre.

Dejad esa mezcla al fuego durante diez minutos desde el momento en que se añade el bicarbonato y el vinagre. Retiradlo del fuego y dejad que enfríe hasta que se pueda usar. Con la mezcla resultante, frotad las manchas que os han quedado en los cazos y sartenes nuevamente con un estropajo y usando el raspador. Os quedarán como nuevos y listos para utilizar.

Etiquetas: , ,

2 comentarios

  1. Gracias por este post,xke a veces no lo hacemos bien y poco a poco todo el material de cocina se va degradando y se ponen super feas.

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Manuel Hernando

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Cómo cocinar sin morir en el intento es el blog de Manuel, un espacio donde la cocina se convierte en un arte al alcance de todos. Aquí encontrarás recetas fáciles, sencillas y, sobre todo, sabrosas, que pueden prepararse en un abrir y cerrar de ojos y sin ningún tipo de dificultad. Con la ayuda de Manuel podrás convertirte en todo un chef. ¿Estás preparado para ponerte manos a la “cocina”? Sobre Manuel

Twitter