Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Cómo cocinar sin morir en el intento

14nov 11

Cómo desmoldar gelatina

Desmoldar gelatinaMe encanta la gelatina, creo que es mi postre favorito desde que tengo memoria. Se pueden elaborar de múltiples sabores: fresa, limón… aunque las hay más elaboradas, como la gelatina de piña y leche condensada. Hace poco, con esfuerzo y ahínco conseguí hacerla muy buena, así que estad seguros de que si yo pude hacerlo, vosotros también.

Porque para ser sinceros no me salió a la perfección la primera vez que la hice. Y ¿por qué? Pues porque tuve problemas al desmoldarla y pasarla al plato. Me desesperé, pero entonces pensé, bueno más bien recordé, que todo en la cocina tiene solución y me dije: “voy a encontrar la solución al problema” y es lo que os traigo hoy.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de desmoldar la gelatina es que todo depende del molde utilizado, de que sea más o menos flexible. Si tenéis la suerte de que sí lo es, bastará con que presiones ligeramente la superficie de la gelatina. Quizá bastará con presionar la superficie para que le entre aire y la gelatina caiga sobre el plato. Pero generalmente nos encontramos con moldes rígidos. Aquí os traigo algunos trucos para que vuestra gelatina quede intacta al sacarla de su rígido molde:

  • Preparad un recipiente con agua caliente e introducid el molde hasta la mitad para que el calor ablande la capa de gelatina que está en contacto con el molde. Así, al volcarlo sobre el plato y darle unos suaves golpes, la gelatina se deslizará sin problema. Hay que levantar cuidadosamente el molde para comprobar que la gelatina se ha despegado bien. Si os ocurre lo contrario, dejadla un rato más que para que se caliente.
  • Otra opción es calentar el recipiente en su base y en el contorno con el soplete de encender el fuego (esto, claro está, si no tenéis vitrocerámica). Pero tened cuidado en este caso para no pasaros y estropear la gelatina del todo, ya que corréis el riesgo de quemarla.
  • Antes de poner la gelatina, engrasad con aceite o mantequilla el molde.
  • Otra cosa que podéis hacer muy diferente a la idea anterior, es sustituir las hojas de gelatina normales por la gelatina vegetal, que se llama agar-agar. Yo no lo he probado, aunque por lo visto, es más rápida a la hora de cuajar.
  • Si hacéis gelatina en verano, tened especial cuidado, ya que el calor las hace más inestables que en invierno y, al desmontarlas, tenéis que aseguraros que esté muy bien cuajada.

Etiquetas: , , ,

6 comentarios

  1. jjajaajaja menudo post! me he visto muy identificado! muchas gracias! me ha sido de gran ayuda!

    Responder
  2. […] hacer unos tacos dorados, rellenas tortillas de maíz o de harina y fries en un poco de aceite hasta que […]

    Responder
  3. […] a pequeños. Está hecho con zumo de piña pero puedes hacerlo con cualquier sabor o con cualquier fruta, la verdad es que es una base muy versátil con la que se puede jugar en la cocina de mil […]

    Responder
  4. […] desnatada en lugar de entera y una nata que tenga menos grasa, así os aportará todo lo bueno de la gelatina (proteínas) y todo lo bueno de la fruta. Una manera perfecta de acabar cualquier menú de Navidad […]

    Responder
  5. He tratado de hacerlo tal como lo explicas pero cuando engraso el molde la gelatina de llena de puntitos de grasa. Es normal??

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Manuel Hernando

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Cómo cocinar sin morir en el intento es el blog de Manuel, un espacio donde la cocina se convierte en un arte al alcance de todos. Aquí encontrarás recetas fáciles, sencillas y, sobre todo, sabrosas, que pueden prepararse en un abrir y cerrar de ojos y sin ningún tipo de dificultad. Con la ayuda de Manuel podrás convertirte en todo un chef. ¿Estás preparado para ponerte manos a la “cocina”? Sobre Manuel

Twitter