Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Con B de Bleu

14sep 12

Las apariencias engañan

¿Recordáis aquello de “oro parece, plata no es”? Pues bien, el mundo de la cocina esconde muchos otros ejemplos de este estilo. No es difícil disfrazar los ingredientes en un plato si el cocinero tiene una buena técnica y, además, juega con la ventaja de que sabe que te lo quieres comer.

Digamos que hay alimentos (o partes de ellos…) que tienen muy mala prensa. Aunque a veces no se trate de lo peculiar del ingrediente, sino de la poca voluntad del comensal. De pronto un día decide que algo no le gusta o que no le va a gustar, y ya no hay vuelta atrás; a la lista negra.

Así que para predicar con el ejemplo, esta semana he rescatado de esa lista a uno de mis innombrables: el pescado “crudo”. Y entrecomillo para que nadie corrija porque, técnicamente, no vamos a hablar de algo crudo sino en salazón. Y no, ni es, ni sabe a lo mismo.

Mi pequeño triunfo, la caballa en salazón, es además la receta que publicamos esta semana. Se la recomiendo a los amantes del pescado y, sobre todo, a aquellos que se declaran detractores. La sal matiza los sabores más intensos y el resto de los ingredientes se encargan de componer la mezcla perfecta.

Después de ver el plato sin saber qué era y decir un no muy acertado “no gracias, no me gusta el ceviche”, lo único que podía hacer era dar el brazo a torcer. O para ser más exactos, torcer el brazo, coger el tenedor y darle un bocado. Y es que no hay nada mejor para dejarse sorprender que cerrar los ojos, probar y descubrir que el paladar tiene opinión propia.

Pero antes de poner punto y aparte, una curiosidad. El pescado en salazón (que ya hemos aprendido que ni es crudo, ni se parece al ceviche) en ocasiones también se conoce como “gravlax” (aunque el original es el de salmón y se conserva en salazón durante muchas más horas). Además de curarse en sal y azúcar, se prepara con un toque de eneldo y es uno de los típicos aperitivos escandinavos.

Así que, ahora que ya podemos decir que hemos probado “gravlax” de caballa, necesitaremos un nuevo reto, ¿alguna sugerencia?

Etiquetas: , , , ,

4 comentarios

  1. […] Sin comentarios Las albóndigas es una de mas formas mas habituales que hay en casa de cocinar pescado. Mis hijos nunca han sido muy de pescado y sacarlos del pescado frito es casi […]

    Responder
  2. […] ligeramente el pan. Añadiremos una capa de queso con alcaparras, pepinillos y cebolleta y sobre éste una buena loncha de salmón ahumado. Terminaremos poniendo un pepinillo […]

    Responder
  3. […] de vez en cuando los uso , tanto para las carnes como para los pescados.La receta de hoy unas caballas, siempre o casi siempre las suelo hacer a la plancha o al horno, abiertas y cada uno la suya pero […]

    Responder
  4. SOS. Si pensais en inscribiros a esta escuela pensarlo muy bien porque hay gato encerrado!

    Responder

Deja tu réplica a Albóndigas de merluza | Comer con poco

*

Acerca de Le Cordon Bleu

Mi galardón: Pinche de Cocina

About

La escuela Le Cordon Bleu Madrid en la Universidad Francisco de Vitoria se constituye como tercera sede europea de la prestigiosa institución, tras las históricas escuelas de París y Londres. Con más de cien años de experiencia en formación, Le Cordon Bleu es actualmente el grupo culinario internacional de mayor prestigio. Fundado en París en 1895, cuenta con 40 escuelas internacionales en 20 países y forma cada año a más de 20.000 estudiantes.

Twitter