Solomillo con Foie y Reducción de Frambuesa

En poco más de una semana llega un día que, a quien más quien menos si tiene pareja, puede ser muy especial: San Valentín.

Muchas veces queremos sorprender a nuestra media naranja con algo muy original y que lo recuerde toda la vida. Por ello, os propongo preparar a vuestra novia, novio, mujer o marido una receta que sepáis que le guste poniéndole un toque especial, como por ejemplo algún ingrediente rojo (color del amor por excelencia) como yo he optado en ésta que os presento hoy.

Prestad atención y poneros manos a la obra ya que si sois unos cocinitas jugáis con ventaja ya que con la comida podemos enamorar.

Ingredientes:

  • 1 solomillo de cerdo de 500 grs más o menos
  • 4 tranchas de foie fresco
  • Mermelada de Frambuesa
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite

Preparación:

  • Quitamos la grasa del solomillo y lo cortamos a rodajas. Salpimentamos y reservamos.

  • En una sartén, con un chorrito de aceite, echamos tres cucharadas de mermelada de frambuesa y dejamos que se reduzca unos minutos.

  • Cuando esté liquida, retiramos del fuego y reservamos.
  • En otra sartén vamos haciendo el solomillo. Comenzaremos a fuego bastante fuerte para que se marquen por fuera y continuaremos a fuego lento para que por dentro se vayan haciendo poco a poco.
  • Mientras tanto, en una tercera sartén, haremos el foie con un chorrito de aceite. Tened en cuenta que no debe hacerse mucho así que con unos segundos por cada lado será suficiente para que quede en su punto.

  • ¿Cómo lo emplatamos?. Pues si se trata de la cena rómántica de San Valentín, pondremos la mermelada dentro de la manga pastelera e iremos dibujando un corazón en el plato. Justo en el centro del corazón pondremos una rodaja de solomillo y encima una trancha de foie. Si queréis también podéis incorporar un poco de frambuesa encima del foie para que así le de un sabor más dulce y la presentación sea más bonita si cabe.

Tiempo de Preparación: 10 minutos

Tiempo de Cocción: 15 minutos

Comensales: 2

Dificultad: fácil

¡BUEN PROVECHO!