Ossobuco desmechado con puré de patata

Aunque lo más característico del ossobuco es su hueso, en esta receta la carne la he presentado desmechada, para acompañarla con un puré de patata y guisantes como guarnición.
Es una carne dura que necesita bastante tiempo para quedarse tierna, pero merece la pena el resultado.

Ingredientes para 4 personas:

Para la carne

2 piezas de ossobuco
1 diente de ajo
1 cebolla
2 zanahorias
1 vaso de vino dulce
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta
Agua

Para el puré

2 patatas medianas
1 nuez de mantequilla
3-4 cucharadas de aceite de oliva
Sal

Opcional: Guisantes congelados

En una olla, con las dos cucharadas de aceite, marcar las dos piezas de carne por ambos lados. Retirar cuando estén doradas y reservar.
Añadir la cebolla, las zanahorias y el diente de ajo, todo muy picado, y dejar que se cocinen a fuego lento unos 15- 20 minutos.
Incorporar la carne y añadir el vino dulce.
Dejar que se cocine a fuego lento al menos 2 horas, hasta que la carne esté tierna.
(Durante ese tiempo habrá que añadir agua de vez en cuando)
Por último añadir sal y pimienta.

Para el puré cocer las patatas ya peladas y cortadas.
Cuando estén en su punto añadir la mantequilla y aplastarlas con ayuda de un tenedor e incorporando el aceite poco a poco. La consistencia será bastante espesa.

Para montar el plato solo hay que desmechar la carne y mezclarla con la salsa, y servir con ayuda de un molde colocando el ossobuco abajo (presionar bien) y el puré encima con un chorrito de aceite de oliva.

En este caso va acompañado de guisantes congelados, preparados hirviéndolos con agua y sal.

2 comentarios sobre:
“Ossobuco desmechado con puré de patata”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*