Lentejas vegetarianas

Mi hijo Guillermo está este año de Erasmus en Alemania. Ahora, con estos inventos de Skype, WhatsApp o  E-mail, el no estar en contacto con seres queridos lejanos ya no es una cuestión de dinero, sino de tiempo (o de falta de ganas, que también puede ser).

Ya han pasado muchos años desde que Guillermo, tierno infante de 12 añitos, estuvo estudiando un curso escolar interno en Inglaterra. Todos los días teníamos que hablar con él por teléfono para que se quedara tranquilo. Comentábamos en casa que casi nos habíamos gastado más dinero en llamadas de teléfono que en la propia escolarización del niño.

Todo esto viene a cuento porque hace unos días me encontré sentada frente al ordenador hablando con un monitor, mientras al otro lado de la línea, Guille, comía unas lentejas que había hecho él mismo, harto de precocinados y congelados. La hora de la comida era la única que le quedaba libre de todo el día y, aprovechaba que su madre estaba también sentada al ordenador, para ponerse mutuamente al día.Dio la casualidad que yo ese día también tenía para comer lentejas, Me hizo ilusión que mi hijo, ya mayor y  a muchos kilómetros de distancia, se acordara de las tradiciones familiares a la hora de llenar la panza.

Porque la receta que Guillermo hizo para sus lentejas (me preguntó sobre la misma el día antes) era, más o menos, la que usamos en casa  normalmente: las lentejas vegetarianas de la abuela Chiqui.

 

Lentejas Vegetarianas o Lentejas Viudas  (para 4 personas)

250 gr de lentejas pardinas
2 zanahorias
1 tomate maduro
1 diente de ajo entero
1 casco de cebolla
1 pimiento verde
aceite y sal

En la olla a presión se ponen las lentejas, a remojo desde la noche anterior, y todos los ingredientes en crudo. Se añade agua hasta  que todo quede suficientemente cubierto y se tapa la olla. Se pone a fuego rápido hasta que la presión alcance su máximo nivel, momento en el cual se baja el fuego y se mantiene todaví en la lumbre unos 20 minutos más (unos 10 si se trata de olla rápida)

Una vez abierta la olla, se “pescan” las verduras (facilita la tarea el haberlas puesto enteras en el momento de añadirlas a la olla) y se trituran con una batidora. Se añade esta salsa a las lentejas y se deja que cueza un poco todo junto para que el caldo adquiera consistencia y sabor.

Esta es la receta de lentejas que se ha hecho siempre en mi casa. Es muy ligera y está riquísima. Mis hijos, de pequeños me decían: ¿porqué no se hacen en casa las lentejas con chorizo y tocino, como en todos sitios?. Me ha hecho mucha ilusión ver que también ellos, al hacerse mayores, las valoran.

1 comentario sobre: “Lentejas vegetarianas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*