Grandes superficies y pasión por la buena comida

Últimamente la gente está muy comprometida con la comida. No sólo nos interesa la calidad de la misma sino también su presentación, su valor nutritivo e incluso su aporte energético.

La comida es cultura y los españoles cada vez estamos más “viajados” y apreciamos más los diferentes tipos de comida y de preparaciones. No hay más que ver la cantidad de canales de televisión que emiten programas de cocina alcanzando altos niveles de audiencia.

Para preparar deliciosos platos, no siempre hace falta una abultada cartera. La cocina tradicional de cada país no suele ser cara y buenos ejemplos son los cocidos y potes, los platos de pasta y las mousakas y los distintos tipos de estofados y albóndigas.

Es verdad que la comida de todos los días, aunque es la mejor a la larga, a veces se nos hace monótona y nos lanzamos hacia los estantes de “delicatessen” de los supermercados. Eso ya no es tan barato…

Quería comentar aquí el esfuerzo que hacen algunas grandes superficies para ofrecer a sus clientes gamas de productos de calidad a precios razonables.

Mi amiga Mar -está en todo- me comenta que Lidl ha lanzado estas navidades una línea de productos especiales llamada Deluxe. La iniciativa fue avalada por Sergi Arola y consistía en una amplia oferta de alimentos, bebidas y condimentos más propios de la alta cocina que de la oferta de un super económico, como tiene a gala ser Lidl.

Yo me di un paseo estos días y me hice con bastantes cosas de Deluxe, a precios más que razonables.

Han salido muy buenos unos packs de solomillo de atún marinado (2,59 €) y de mojama de atún (2,99 €) que me han solucionado muy buenas ensaladas.

Tampoco estaba nada malo u tarro de bloque de foie (5,99) estupendo untado en tostaditas y acompañado de mermelada de arándanos.

La salsa de mostaza. en un salseador profesional, no tiene nada que envidiar a otras de mucho mayor precio. (1,79 €)

Bueno, otras cosas, como zumos de frutas, ensaladas o dulces, no las comento, porque no tienen mayor transcendencia: buenas calidades a  muy buenos precios.

Es una pena que estos productos no se vayan a mantener el resto del año, por lo menos esa es la información que me dieron en Lidt.

Hay mucha gastronomía en sitios que consideramos “de batalla”. Otro día hablaré de las ricas recetas que se pueden hacer después de una visita al supermercado de Ikea.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*