Tacos de solomillo con patatas fritas

No sé si a vosotros os pasa, pero a mí me da mucha rabia tomar carne buena en casa cuando somos muchos a sentarnos a la mesa. Si quieres que la carne esté buena de verdad, tienes que hacerla en el momento y te encuentras con que todos están disfrutando de la comida y tú, estás metida en la cocina sacando filetes “al punto” para cada uno.

Esta forma de hacer el solomillo permite disfrutar a todos los comensales a la vez de la carne recién hecha.

La receta la copie de los tacos de solomillo con pimentón que sirve mi amigo Juan Carlos, en su Restaurante  Sport de Luarca. La carne allí es estupenda -como todo, por otra parte-  y estos tacos están de muerte.

Además, preparar así el solomillo tiene otra ventaja añadida. Yo lo hago cuando, por ejemplo, has descongelado tres filetes, y te encuentras que un hijo tuyo te dice: ¿puede quedarse fulanito a comer? Por supuesto, yo no pongo nunca pegas para que se queden a comer amigos, novias o compañeros de estudios de los chicos. Me encanta, pero cuando sólo hay el número justo de filetes descongelados, tengo que hacer malabarismos para que no se note que no contábamos con el recién invitado, y esta forma de hacer la carne, soluciona muchas veces la papeleta.

La receta es con solomillo de vacuno pero sale también muy rica con otros despieces, siempre que la carne sea limpia y magra: punta de tapilla, rabillo de cadera…

 

Tacos de solomillo con patatas fritas

 

Ingredientes

  1. 1/2 Kg. de solomillo de vacuno (queda muy bien con la parte menos “aparente” del final del solomillo)
  2. 2 – 3 dientes de ajo
  3. sal
  4. pimentón dulce
  5. aceite de oliva

Elaboración

  1. Se corta la carne en cubos no muy grandes.
  2. Se pone en una fuente a macerar con los ajos fileteados, el pimentón, la sal y un chorrete de aceite de oliva.
  3. Se mete en la nevera y se deja que repose alrededor de dos horas.
  4. Cuando haya que preparar la comida, se calienta la plancha o una sartén y, se saltea rápidamente en ella la carne.
  5. Se sirve enseguida acompañado de unas patatas fritas.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Comensales: 4

Las patatas fritas las he hecho como me enseñó Virtudes, que las hace buenísimas. Se pelan las patatas, se cortan en bastoncillos y se salan. Se ponen al fuego, en una sarten con aceite de girasol casi frío, a fuego medio y se deja que se vayan haciendo despacio, removiéndolas con cuidado para que no se peguen. Al final de la cocción, se sube el fuego para que se doren. Cuando se sacan del fuego, se ponen sobre un papel de cocina para quitarles el aceite sobrante. El resultado es unas patatas crujientes y riquísimas.

¿A que tiene buena pinta el plato?

11 comentarios sobre:
“Tacos de solomillo con patatas fritas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*