Quiche de cebolla

Esta es una receta típica de quiche que cuenta con un ingrediente básico muy accesible y asequible: la cebolla. Para los no iniciados, la quiche es una tarta salada con una base de masa quebrada y un relleno básico de huevos, nata y algún otro ingrediente.

La elaboración de los distintos tipos de quiche es bastante sencilla. Es cuestión de cogerle el truco a colocar la masa quebrada en el tamaño de molde adecuado y dar con el punto del horno.

La infinidad de variaciones que admite la quiche para el relleno es asombrosa: jamón, salmón, brécol, espárragos, champiñones… Para el ama de casa -o amo de casa, que mi hermano Benito hace una quiche muy rica de bacon- este plato permite cocinarlo en un momento dado y comerlo más adelante. Es ideal para comidas campestres, reuniones informales o cenas familiares a horarios desincronizados. Con una ensalada es una solución bárbara.

Además, yo, desde que he descubierto las estupendas masas industriales para repostería, casi nunca hago la verdadera masa quebrada, con lo que se simplifica bastante el proceso. No es lo mismo, pero es un second-best más que aceptable.


Quiche de cebolla

Ingredientes

  1. 1 paquete de masa quebrada
  2. 3 huevos
  3. 3 cebollas (mejor dulces)
  4. 1/2 vaso de leche
  5. 1/2 vaso de nata líquida
  6. 75 gr. de parmesano rallado
  7. 150 gr. de otro queso más flojo rallado. Un manchego tierno está bien
  8. un poco de aceite y sal

Elaboración

  1. Se cortan las cebollas en rodajas finas y se ponen a ablandar, a fuego suave en muy poco aceite. Se vigilan intentando que no se doren.
  2. Se precalienta el horno a 170º. Se mete el molde forrado con la masa quebrada unos 7 minutos, hasta que la masa se dore un poco. Debemos pincharla previamente en varios sitios con un tenedor, para evitar que se hinche al cocinarlo.
  3. Se rallan los quesos. Si no se tiene aparato adecuado, puede pedirse al tendero que los ralle.
  4. En un bol, se baten como para tortilla los huevos y se agrega el resto de ingredientes, cuidando que la cebolla no esté ya caliente.
  5. Se vierte la mezcla en el molde y se hornea alrededor de media hora.
  6. Antes de sacar la quiche del horno, pincharla con una aguja, que deberá salir limpia.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 40 minutos

Comensales: 6

Una porción de quiche de cebolla y una ensalada verde hacen muy buena combinación para una comida rápida casera o una cena estupeda.

 

2 comentarios sobre:
“Quiche de cebolla”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*