Puré de patata, puerro y zanahoria

¿A que parece un bodegón de algún pintor hiperrealista?

Pues no, son los únicos ingredientes -bueno, además de la sal y el agua- de una receta de puré a la que tengo un cariño especial: el puré de patata, puerro y zanahoria.

Este sencillo puré de verduras es un alimento que me trae recuerdos de infancia. En casa lo ponían de primer plato muchas veces y a todos nos gustaba.

Como los ingredientes de este plato van en crudo -si rehogar las verduras ni freir el aceite-, se digiere muy bien. Es un puré que gusta mucho a los niños ya que es de verduras, pero de verduras de sabor “amable” como la patata o la zanahoria. Además, para niños recalcitrantemente malos comedores, es un chollo. No sé por qué razón, se lo comen estupendamente y el aporte de patata permite a los padres respirar tranquilos respecto a la pérdida de peso de los infantes.

Del otro lado de la pirámide de población, a las personas mayores también les suele gustar y lo comen muy bien. Es sabroso, sano  y digestivo.

En casa, mi abuela Paz, que era incapaz de cocinar nada hipocalórico, saboteaba esta receta ligera de su nuera -mi madre-, sirviéndola con trocitos de pan frito. Nos encantaba.

Puré de patata, puerro y zanahoria

Ingredientes

  1. 2 puerros (la parte blanca)
  2. 4 zanahorias
  3. 3 patatas grandes
  4. aceite de oliva, sal y agua

Elaboración

  1. Se lavan y pelan las verduras.
  2. Se cortan en trozos y se ponen en una olla a presión con agua que las cubra, un chorro de aceite y sal.
  3. Cuando la olla coja presión, se baja el fuego y se mantiene una media hora más.
  4. Se abre la olla y se trituran las verduras con la batidora.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Comensales: 4

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*