Postre de chocolate y yogourt al aroma de mandarina

Del fin de semana que pasamos en Valencia me traje un vivo recuerdo de los paisajes de naranjos a reventar de frutos y de los ricos zumos que tomábamos en el desayuno.

Una vez en casa, y con un estupendo cargamento de mandarinas que me mandaron el otro día de Naranjas Rivera, me propongo inventarme alguna receta dulce donde se use estos frutos, que están todavía en muy buen momento.

El postre resultante de mis comeduras de coco culinarias ha salido buenísimo. Tengo varias personas dispuestas a ratificarlo -a lo mejor no tiene tanto mérito si todos son de la propia familia-. La verdad es que hacer postres ricos con chocolate y naranja, no tiene mucho problema. Es una mezcla que me encanta. No creo que me vayan a dar ningún premio de cocina internacional -ni siquiera nacional- por esta receta pero el resultado creo que ha merecido la pena.

La elaboración del postre no es nada complicada, aunque requiere un cierto ejercicio de planificación.

Me explico: el postre consta de tres elementos: una quenelle de mousse de chocolate y naranja amarga, un fondo de yogourt aromatizado a la mandarina y una teja de bizcocho de mandarina.

Hay que tener hecho con anterioridad un bizcocho de mandarina, para sacar las lonchas que configurarán las tejas, y un azucar glass aromatizado.

Vamos por partes.

Tejas: del bizcocho cortamos unas lonchas lo más finas posible y las pasamos por azucar por los dos lados. En una plancha o sartén, levemente engrasada, se ponen las lonchas de bizcocho para que el azucar vaya caramelizando. Se dejan enfriar sobre la encimera de la cocina. Cuando estén secas y frías ya se pueden guardar. Se conservan muy bien en un tupper o una lata.

Azucar aromatizado: para hacer el azucar de mandarina, cortamos la piel de una mandarina, sin parte blanca, y la dejamos secar sobre un papel absorbente alrededor de un día. Cuando esté bien seca, se hace con ella y con 100 gr de azucar un azucar glass en la Thermomix. Nos va a servir para aromatizar el yogourt.

Por último, hacemos una mousse de chocolate con mermelada de naranja amarga según la fácil receta que adjunto más abajo. La mousse se puede congelar perfectamente en pequeñas capsulitas o, simplemente,  dejarla en la nevera hasta el momento en que debamos preparar los platos.

El día que vayamos a poner el postre, mezclamos 1 yogourt griego por cada dos personas, aromatizado con una cucharada sopera del azucar de mandarina.

Los platos se montan en el momento de irlos a servir. Se pone en cada plato un par de cucharadas de yogourt, una quenelle de mousse y una teja.

 

 

Mousse de chocolate con naranja amarga

Ingredientes
  1. 100 gr. de chocolate de repostería
  2. 50 gr.de mermelada de naranja amarga
  3. 1 brick pequeño de nata para montar

Elaboración

  1. En el microondas se deshace el chocolate.
  2. Se incorpora la mermelada de naranja
  3. Se monta la nata -puede comprarse ya montada- y se agrega con cuidado al chocolate.
  4. Se pone en cápsulas de silicona, para congelar o se mete en la nevera directamente

Tiempo de preparación: 20 minutos

Comensales: 8

Para 8 personas las cantidades serían: 4 yogoures griegos, 4 cucharadas soperas de azucar glass, 8 quenelles de mousse y 8 tejas.

Espero que no os dé susto meteros con esta receta y la probéis. Ya veréis qué buena.

4 comentarios sobre:
“Postre de chocolate y yogourt al aroma de mandarina”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*