Fabada asturiana

La receta de fabada que hago en casa es tan sencilla que nadie se cree que no tenga truco.

He estado curioseando por internet para ver si había colgada en la web una receta de fabada similar. Pues no. Todas parten de un sofrito, le añaden alguna verdura o algún colorante o la espesan aplastando unas judías. Seguro que el resultado es también estupendo, pero os prometo que mi sencilla receta de fabada  sale buenísima.

Creo que la clave del éxito de esta receta es que los ingredientes que utilizo son siempre de muy buena calidad. Yo compro las fabes y el compango en Los Lalos, una tiendecita de ultramarinos de Luarca. No hace falta ir tan lejos para tener unas magníficas calidades en productos asturianos. En Madrid son clásicos Casa Méndez (Ayala, 65) y Espinosa (Génova,1). Ahora sí: baratos, no son.

El compango es como se conoce en Asturias a las carnes de la fabada. Todo es carne de “gocho“, o sea de cerdo. No es precisamente un plato de lo que podríamos llamar una dieta saludable, pero como tampoco se toma todos los días, no veo ningún problema para la salud darse de vez en cuando un homenaje.

 


Fabada asturiana

Ingredientes

  1. 500 gr. de fabes (judía blanca asturiana)
  2. 2 chorizos de fabada
  3. 1 morcilla de fabada
  4. 100 gr. de tocino entreverado (o costilla salada y/o lacón).
Elaboración
  1. La noche anterior se ponen las fabes a remojo en abundante agua fría.
  2. Al día siguiete, se ponen a cocer las fabes en una olla express destapada, con agua que las cubra sobradamente.
  3. Cuando comience el agua a hervir, se “asustan” las fabes, echando un vaso de agua fría. Se retira la espuma de almidón que sueltan las judías al hervir.
  4. Se añade el “compango”.
  5. Se comprueba que el agua cubra las judías pero que no sobre mucho más.
  6. Se cierra la olla y se pone a máxima potencia el fuego.
  7. Cuando la olla empieza a pitar, se baja el fuego y se mantiene una media hora en olla rápida y algo más -unos 45 min.- en olla normal.
  8. Cuando se abre la olla se comprueba el punto de sal y, si es preciso, se pone al fuego destapada un rato más para que espese la salsa.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora aproximadamente

Comensales: 4

La fabada, gastronómicamente hablando, es un bomba. A mí me encanta, pero entiendo que haya mucha gente que no la digiera bien o que, simplemente, le resulte muy fuerte. Esta receta admite un cierto aligeramiento: se pone menos cantidad de chorizo y se dejan un poco más ligeras de caldo las judías. También queda muy rica y es más digestiva.

A mi suegro, Luis, le gustaba mucho la fabada de casa. Decía que era la mejor fabada que había tomado. ¡Un encanto!

10 comentarios sobre:
“Fabada asturiana”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*