Merluza con angulas

El título de esta receta es en realidad una mentira. Se trata de pescadilla con gulas, pero el  nombre real no haría justicia a lo bueno que sale esta plato y  además … no están los tiempos para gastar en angulas de verdad.

La pescadilla, cuanto más grande, mejor. Se dice al pescadero que la prepare en dos lomos, sin piel ni espinas. Así se simplifican las cosas en la cocina. Yo calculo de dos a tres trozos, no muy grandes, por comensal. Si sobrara pescado, o bien se cocina en otra receta al día siguiente o se congela para más adelante.

La receta es facilísima y se hace en un momento sin manchar nada más que una sartén. ¿Puede pedirse más?

  Merluza con angulas

Ingredientes

  1. 1 pescadilla grande
  2. 1 bandeja de gulas
  3. 2-3 dientes de ajo
  4. 1 guindilla
  5. aceite de oliva, vino blanco, harina y sal
Elaboración

  1. Se corta el pescado en trozos y se sala.
  2. En una sartén se pone a calentar un poco de aceite.
  3. Se pasa la pescadilla por harina. Es para que no se pegue, se sacude cada trozo para quitar el sobrante.
  4. Se pone a freír los trozos, por los dos lados, sin que queden muy hechos. Se retiran a un plato.
  5. En la misma sartén, se doran los ajos y la guindilla y se añaden las gulas. Se sofríe todo junto.
  6. Se echa un chorrito de vino blanco.
  7. Se vuelve a introducir el pescado y se deja que se haga un momento todo junto.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Comensales: 4

Cuando nuestros hijos eran adolescentes, nos dimos cuenta de que nunca habían probado las angulas de verdad. Un día decidimos subsanar esta carencia y preparé unas angulas como Dios manda para la cena. Al terminar, me confesaron que les gustaba más la gula del norte. ¡Pues mire ustéd qué tranquilidad!

6 comentarios sobre:
“Merluza con angulas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*