Vi Cool by Sergi Arola

El otro día tuve una de esas sesiones de spa para el alma que me marco a veces con mi amiga Mar. La sesión consiste en quedar para comer, hablar por los codos y hacer una visita cultural. Luego, cada una para su casa a seguir en los quehaceres de cada día. No nos lo montamos mal ¿no?

Pues fuimos a comer al restaurante Vi Cool (Huertas,12) un nuevo espacio gastronómico de Sergi Arola en Madrid.

En Vi Cool  puedes comer, tomar una copa o un aperitivo, en un espacio agradable del animado Barrio de las Letras. Calidad e imaginación de Arola sin que el bolsillo se vea perjudicado.

En la carta hay raciones de todo tipo, tanto de cocina tradicional -huevos estrellados, albóndigas, croquetas, canelones…- como de nueva cocina o de reinterpretación de clásicos.

Hay sopas  imaginativas y deliciosas entre las que para mi gusto sobresale la clam chowder al estilo de Boston y guisos tradicionales catalanes.

Tienen también, en plan fast food de toda la vida, las ya famosas Coca Pizzas de Arola -muy ricas y de masa finísima- y una gran variación de hamburguesas.

Tomamos para empezar unas patatas bravas de Arola que están de muerte (como diceMar: si hay que pecar, que merezca la pena) pues son unos pequeños cubiletes de patata confitada, rellenos con la salsa brava y un poco de alioli. Se hacen cocinando las patatas a baja temperatura y luego friéndolas ligeramente. En el link tenéis la receta de Arola publicada en Hola. Riquísimas.

Luego compartimos una coca pizza de sardinas y puerro con salsa romesco, -muy buena idea de combinación de sabores-  y unos langostinos fritos al curry de menta -muy buena la salsa, los langostinos, regulín-.

 

Vi Cool es un sitio que no está mal de precio y por eso está siempre animado, lleno de gente joven. Creo que es una buena idea que nuestros jóvenes tengan una alternativa de tanto nivel a la comida basura que se ofrece en otros lugares.

Al acabar de comer nos dimos un paseo hasta el Museo del Prado donde vimos la exposición temporal de obras del Hermitage que está colgada en la actualidad. Una maravilla. Sobre todo las colecciones de objetos de orfebrería arqueológica de Siberia y de Crimea. Merece la pena.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*