Almejas a la marinera

En casa de mis padres, cuando éramos pequeños, había la costumbre de que el día del cumpleaños de cada hermano -y somos sólo siete-, el homenajeado eligiera lo que quería que se pusiera de comida ese día.

Yo siempre tenía la misma y machacona idea de comida favorita: almejas a la marinera.

Con el paso de los años (snif!) he cambiado mucho en gustos y sobre todo en gustos alimentarios, pero las almejas a la marinera sigue siendo uno de mis platos favoritos.

El otro día estuve en la pescadería, vi que tenían unas almejas con una pinta estupenda y me puse manos a la obra para prepararlas a la marinera.

A mí la almeja cruda me gusta también mucho, pero me da un poco de miedo tomarlas así tras varias tripoteras que he sufrido tras comerlas, incluso en los mejores sitios.

Los bivalvos -desde las sofisticadas ostras fine de claire a los humildes berberechos-no me caen siempre del todo bien si no están bastante cocinados. Por eso con las almejas a la marinera nos evitamos ese problema. Y por si acaso, tocaremos madera.

La receta es sencilla  y la única pega es que las buenas almejas son un poco caritas. Puede hacerse también el plato con unas chirlas, pero, claro… no es lo mismo

Para abaratar un poco el plato -y para que cunda, ¡vaya!- yo las acompaño con un poco de arroz blanco, que va muy bien con la salsa tan rica que hacen las almejas a la marinera.

Seguro que os salen buenísimas y, además, con las que sobren -no suelen sobrar ni las cáscaras- se puede hacer otro plato estupendo y muy completo, cuya receta prometo subir a “de fogones y hombres” en breve: fabes con almejas.

 

 

 

 

 

 

 

A que tienen una pinta buenísima?

Pues sí, estaban muy buenas, pero las que preparan en Casa Consuelo, en Luarca, siguen siendo mis favoritas.

 

Almejas a la marinera
Recipe type: plato principal
Serves: 4-6
 
Una forma muy sabrosa de tomar almejas
Ingredients
  • 1 kg. de almejas medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de moka de harina
  • 1 vasito de vino blanco
  • un poco de perejil y una guindilla (opcional)
Instructions
  1. Se ponen las almejas a remojo alrededor de tres horas para que pierdan la arena que pudieran tener (aunque ahora en todas las pescaderías las venden ya depuradas. Se cambia el agua varias veces.
  2. En una cazuela de base grande se pone un fondo de aceite a calentar y se pone a dorar despacito la cebolla, previamente cortada en cuadraditos, y el ajo.
  3. Cuando esté hecho, y a fuego vivo, se echan las almejas separándolas para que puedan ir abriéndose.
  4. Cuando están casi todas abiertas, se pone el poquito de harina, se deja que se mezcle bien con el aceite y la cebolla, se remueve y se añade en vino blanco poco a poco.
  5. Se deja que todo de un hervor para que espese un poco la salsa y que acaben de abrirse todas las almejas.
  6. Si se quieren algo picantes, se añade antes de apagar el fuego una cayena.
  7. Si se ha optado por poner un poco de perejil, se espolvorea al final.
  8. El plato se sirve en caliente con un poco de arroz blanco al lado

 

1 comentario sobre: “Almejas a la marinera”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: