Restaurante Virú, comida peruana de altísima calidad

El viernes pasado nos dimos un homenaje y salimos a cenar con Silvia y Claudio, unos buenos y simpatiquísimos amigos a los que hacía mucho tiempo que no veíamos porque, entre otras cosas, tienen tres niños pequeños-las últimas son gemelas, unas verdaderas muñecas pero, como se entenderá, no les da queda mucho tiempo para la vida social-.

Pues, dado que ellos no salen demasiado, había que elegir bien el sitio.Nos pareció que el Restaurante Virú  (Claudio Coello, 116) era la opción ideal: nuestros amigos no lo conocían y a nosotros, que ya habíamos estado más veces, no nos puede gustar más.

El Virú  es un restaurante de nueva cocina peruana-o novoandina, como dicen algunos- regentado por el estupendo y archipremiado cocinero Kiko Zeballos.

La cocina peruana tradicional es ya de por sí riquísima pero además, y desde hace ya muchos años, ha recibido la influencia de otras cocinas de diversos sitios del planeta y ha sabido asimilarlas y adaptarlas a los gustos y materias primas locales.

Es muy conocida fuera de las fronteras peruanas la llamada cocina chifa-que es el feo nombre por el que se conoce la cocina peruana con influencias de la cocina china y, por extensión, de la japonesa-.

Generalmente todo el mundo habla de la nueva cocina peruana como de una “cocina de fusión”, aunque el mismo Kiko Zeballos nos explicó amablemente, cuando al final de la cena sale a saludar  a los clientes, que él prefiere hablar de cocina de influencia para referirse a esta nueva tendencia de la cocina peruana.

Nos comentó que la principal influencia en la cocina peruana es la de la cocina española que hace ya varios siglos llevaron nuestros compatriotas para allá.

Nos ilustraba con ejemplos como que el ají de gallina es una versión “sui géneris” de la castiza gallina en pepitoria, que el suspiro limeño es claramente una adaptación de los dulces de convento tan españoles, y así otros muchos ejemplos más.

Voy a dejar de filosofías baratas para centrarme en lo que tomamos para cenar en El Virú, que al fin y al cabo, es “a lo que hemos venido”.

Yo nunca me puedo resistir acuando se me ofrece un pisco Sour y, como saben que mucha gente tiene esa debilidad, en cuanto te instalan cómodamente en las espaciosas mesas con que cuenta el agradablemente decorado restaurante El Virú, te ofrecen la opción de tomar ese rico aperitivo. Lo hacen buenísimo y, de hecho, yo comí con este brebaje -y agua, claro,- durante toda la cena. El resto de comensales, más cosmopolitas que yo, empezaron con una copa de champagne y siguieron con no sé que vino buenísimo.

En el restaurante tienen una triple opción para organizar la comanda: o pedir a elección de una variada y sugerente carta, o tomar uno de los dos menús cerrados que ofrecen a unos precios muy sugerentes

Nosotros nos decidimos por el Menú Kata (38€) , que te permite hacer un tour por las ricas especialidades, tanto de la cocina peruana como del chef Kiko Zeballos, sin estrujarte demasiado la cabeza pensando qué elegir. Os cuento, pusieron unos aperitivos muy variados y originales, un ceviche muy bien hecho, tiradito de atún y, lomo alto de buey con verduritas y bearnesa de albahaca, pez mantequilla en costra de especias y emulsión de patatas -por cierto, espectacular- y otras cosas que no recuerdo bien, porque soy un desastre y, o no tomo notas, o no sé dónde pongo luego las notas que tomo.

Luego de este fluir de manjar tras manjar, este menú te da a elegir entre un riquísimo ají de gallina, que, por cierto, fue mi opción, y estaba estupendo o un Pichón Monge Royal con salsa de cítricos y arroz hecho a base de verduras y salsa criolla. Va a ser la opción de mi, espero, próxima visita a Virú.

El menú incluye un postre que creo recordar que era un sorbete de hierbabuena con una espuma de  alguna fruta tropical.

Vaya, en definitiva, una delicia para los sentido

El otro menú -Menú Gran Virú-, te permite una cena palaciega por unos 70€. Es una opción estupenda para  los muy muy comilones.

Dejo las foto del ají de gallina y del tiradito de atún. ¡Qué buena pinta tienen los dos platos! ¿no?

5 comentarios sobre:
“Restaurante Virú, comida peruana de altísima calidad”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*