Canastilla de guacamole y boquerón

¿Qué caracteriza la forma de comer de los españoles y se nos conoce por ese plato en todo el mundo?

¡La paella!

Sí, pero además de la riquísima paella valenciana -que, por cierto, me sale fatal- en todo el mundo se conoce la cocina española por… ¡Las Tapas!

Aperitivo1

La tapa o el picoteo antes de la comida o al final de la tarde, esperando la cena con una cerveza o una copa de vino, es uno de los mayores placeres.

Comer de raciones, tapas o pinchos te permite probar muchas cosas sin acabar harto de ninguna de las cosas en concreto. De hecho, aquí en España, con la manía de compartir platos que tenemos, hemos instaurado la tapa quiera o no quiera el restaurador. Lo de compartir las entradas o incluso los platos principales entre varios amigos o familiares no es usual en otros países en los que lo normal es tomar cada unos SU primero, SU segundo y SU postre. Así andan ellos.

Bueno, como hemos quedado en que a mí me gusta mucho el tema de los aperitivos me gusta probar ideas nuevas para hacer y cuando mi hermana Eugenia se comentó que están muy buenas las cestitas con guacamole y boquerón en vinagre no tardé ni dos días en ponerlas en marcha. Los boquerones me encantan y el guacamole también. La mezcla está buenísima.

Además, Eugenia, que es muy lista, me habló de un guacamole ya hecho que venden, por ejemplo en Capbrabo, que está rico, rico.

La forma de montar estas canastillas está tirada: un rato antes de que se vayan a comer, para que el guacamole las ablande , se pone un poco de guacamole dentro de cada canastilla de pasta -que también se pueden comprar en el súper-; se pone encima del guacamole un boquerón en vinagre -éstos, mejor que no sean del súper, sino de una pescadería de confianza- y… ¡Ya está!. Os aseguro que cuando se ponen de aperitivo, estas canastillas vuelan.

 

Aperitivo2

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*