Frisuelos asturianos

Frisuelos

 

 

 

 

 

 

 

 

Busco en el diccionario de la RAE y encuentro dos acepciones para la palabra “frisuelo”, así, con “s”de “Soria”. La primera habla de que un frisuelo es, en castellano, una judía. De esta acepción vendrán, con el paso del tiempo, las palabras frijol o su plural, frijoles, que es como llaman a las judías en algunos países sudamericanos.

En la segunda entrada de la RAE, un frisuelo, del latín, “folium”, “hoja”, es una “especie de fruta de sartén“. También la RAE habla de las filloas como “palabra de origen gallego y las define como “unas frutas de sartén con masa de  harina, yemas de huevo batidas  y un poco de leche”.

A mí,  lo de “fruta de sartén” me ha encantado. Ya no me remorderá tanto la conciencia cuando me atiborre de frisuelos la próxima vez.

 

Los friXuelos, por cierto, no aparecen con “x” en el diccionario por ninguna parte. Es bable, no castellano. Aviso a navegantes.

 

Pues ya hemos dado un ligero toque erudito al post de los frisuelos que tantas ganas tenía de escribir. La receta de este tradicional dulce asturiano es económica, sencilla y, aunque en teoría no tienen ningún misterio, lleva entre sus ingredientes dos que son escasos y caros en nuestros días: mucho tiempo y mucha paciencia. Por eso, comer fuera de casa unos buenos frisuelos,  se está convirtiendo en  rara avis.

En estos días de lluviosa Semana Santa que pasamos en Luarca , Paloma nos ha hecho una colosal torre de frisuelos y yo me he puesto con ella para aprender su receta que es la que voy os voy a dar a continuación  porque le salen justo como tienen que ser unos genuinos frisuelos asturianos : muy finos  y blandos, que se puedan enrollar fácilmente  con ayuda de un tenedor sin que se endurezcan los bordes.

De toda la vida, había oído a mi abuela, que los frisuelos, cuanto más pobres eran, mejor salían.  Yo, en mi ignorancia, creía que eran cuentos de viejas tacañas -nada más lejos de la realidad en lo que respectaba a mi generosa abuela Paz, pero este año Paloma me ha dado la explicación: si los frisuelos se hacen sólo con leche, sin añadir agua a la masa, salen duros y quebradizos por los bordes, como pasa con los creps, y no se pueden enrollar bien para servirlos. Aclarado el misterio.

 

Otra cosa curiosa de esta receta es que, aunque hablamos de dulces, se trata de una masa salada. Con posteriosidad, si queremos unos frisuelos dulces, le pondremos azúcar por encima  a los mismos, una vez enrrollados o entre las obleas a medida de que las vayamos haciendo, aunque siempre podremos hacer con estos frisuelos ligeramente salados,  unos aperitivos de jamón y queso o vegetales o, con algo más de trabajo,  los riquísimos fritos de besamel que tan buenos hacen en La Farola o en Casa Consuelo. Pero eso ya, lo dejamos para otro día.

 

 

 

 

Frisuelos asturianos
Serves: 6-8
 
postre
Ingredients
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche entera
  • 1 taza de agua
  • 1 pellizco de sal
  • harina, la que lleve para conseguir una masa líquida con cuerpo (aproximadamente algo menos de una taza)
  • ½ cucharadita de levadura Royal
  • aceite de girasol para freir los frisuelos ( algo menos de una taza)
  • azúcar (opcional)
Instructions
  1. En un bol se baten enérgicamente los huevos y se añade el agua, la leche y la sal. Se mezcla todo junto.
  2. Se va añadiendo poco a poco el harina mezclado con la levadura. Se bate con las varillas hasta que la masa quede de la consistencia de un líquido algo espeso. Estará en el punto deseado cuando al dejar caer un poco de la masa desde las varillas al cuenco con el resto de la masa, no suene.
  3. Se deja reposar la masa al menos quince minutos.
  4. En una sartén se calienta el aceite sin que comience a humear.
  5. Se separa del fuego y se mantien a mano porque de ese aceite iremos cogiendo cucharada a cucharada para freir en otra satrén más pequeña los frisuelos.
  6. Los frisuelos los iremos friendo echado con un cazo pequeñas cantidades de la masa en la sartén pequeña puesta a fuego vivo en la que habremos echado una cucharadita de aceite para que se engrase el fondo y las paredes y retirado el sobrante.
  7. Cuando la masa del frisuelo empieza a cuajar, se mueve en redondo la sartén para que la masa cubra toda la superficie.
  8. Con un cuchillo se separa un poco de la masa y se saca todo el frisuelo.
  9. Se coloca en un plato y se espolvorea de azúcar.
  10. Se hace del mismo modo otro frisuelo y se va formando en el plato una torre hasta que se termine la masa
  11. Se puenden comer enseguida templados, enrollados sobre sí mismos con la ayuda de un tenedor y espolvoreados de azúcar.
  12. También puede no ponéserles azúcar y usarse para preparaciones saladas
  13. Pueden rellenarse de Nutella, compota de manzana o crema pastelera, antes de enrollarlos.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: