Salón de Gourmets 2013

 

En estos días se celebra en Madrid, el XXVII Salón de Gourmets (IFEMA, 8,9, 10 y 11 de abril), más popularmente conocido como Gourmetour. En esta importante Feria se reúne el mundo de la producción, elaboración, comercialización y distribución de comida y bebida de alta calidad.

Este año el Salón de Gourmets ha contado con más de 1.000 expositores que presentaban alrededor de 30.000 productos

A falta de estadísticas de cierre del Salón, ya se han registrado  44.00 visitas de profesionales del sector. Sin contar las visitas de público amateur, curioso por conocer las novedades de una rama de actividad que interesa cada día más a propios y a extraños. Esperemos que, desafiando la crisis,las cifras de visitantes y de negocio al cierre de la Feria,  superen todas las previsones.

 

 

 

gourmetour2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como este año tuve tiempo y ocasión, me acerqué por la Feria a ver qué se cocía. Debo reseñar que a pesar de que intenté evitar las horas de mayor animación, había bastante buen ambiente y se respiraba un aire festivo y de buen rollo entre los distintos expositores, los visitantes profesionales y el público que acudía a curiosear y a probar las muestras de los apetitosos productos a los que invitaban los expositores.

En este post tan solo voy a dar la impresión general de lo que me pareció este XXVII Salón de Gourmets, pero he tomado buena nota de lo que parecieron los productos más interesantes, útiles para la cocina del día a día o los más novedosos -o los que a mí me llamaron más la atención-. En posteriores entradas, iré colgando información de las novedades.

Abundaba en el Salón la presencia de las distintas regiones españolas, en un admirable intento de las Comunidades Autónomas y algún que otro Ayuntamiento, de apoyar los productos -y la industria- local.

Había muchos productores de jamón, de queso, de aceites, de conservas tanto de mar como de tierra. Los productos representados, en general, de una calidad superior, que nos reafirma en que en jamones y aceites, no hay país que nos haga sombra y, en quesos, aunque sí que los quesos franceses e italianos son tan ricos o más que los españoles y tienen una reconocida fama internacional, sus precios son, en genera, el doble o el triple que el precio de los nuestros, con lo que la competividad de nuestros riquísimos manchegos es de diez.

También me llamó la atención un curioso “túnel del vino” en los que estaban representados los principales exponentes de caldos, clasificados por tipo de uva, que se podían irse catando en los stands habilitados por los productores de las distintas regiones. Como de vinos, ni entiendo, ni pretendo -el mundo del vino es profundo y complicado y el aficionarse conlleva peligros que prefiero no correr-, pues dejé que Jose, que tuvo a bien acompañarme a la Feria, me indicara un par de opciones para probar que, así cualquiera, me gustaron. Como buena ceporra que soy en materia vinícola, sigo en mis trece y me reafirno en apreciar lo que conozco. Así, como vinos excelentes para todos los días, sin gastarse la fortuna en ello, para tintos, me quedo con el Cosecha de Familia de Bodegas Beronia, un Rioja que está bordado. Para blancos, tengo dos opciones: una, de blanco de Tierras de Cádiz, de Bodegas Entrechuelos y un vino blanco más sutil y afrutado , que me encanta y que hacen con uva de Malvasía en la Bodega Los Bermejos, de Lanzarote.

Vimos a Pedro Larrumbe haciendo una receta de espárragos frescos en un Show Cooking, en vivo y en directo .¡Qué gusto cuando se ve trabajar a lo profesionales, con P mayúscula!

En el Salón de Gourmets 2013 se están realizando concursos de corte de jamón, de abridores de ostras -ecailleur-, de la mejor tapa, del mejor cocktail con orujo…

Vamos, lo dicho: mucha actividad, competencia y buen ambiente.

¿Productos de los que ya iremos hablando?: Los nuevos gazpachos y ajoblanco de Santa Teresa, los cócktails de Panizo, hechos con orujo zamorano, que están de muerte, las huevas de trucha y salmón de  Calver, siempre investigando para llegar a hacer los más sutiles sucedáneos de caviar, la cerveza de nísperos…

Había, por haber, hasta una maquina japonesa que preparaba sushi y makis. Tú metes el arroz, el pescado y el alga envoltorio, y ella solita, te lía una  perfecta pieza de sushi. Ver para creer.

No quiero dejarme en el tintero, aunque ya volveré sobre él, porque lo del chocolate, merece investigación aparte, los magníficos bombones de rellenos tan gallegos como el aguardiente de hierbas, de café o de , el orujo que hace el repostero Mark Vernik para Habelas Hailas.

Bueno, pues voy acabando por hoy que, así, a lo tonto, me está costando un montón hacer este post, porque me aturullo y quiero hablar de todo lo que vi en el Salón, y al final no hago más que confundir al lector. Lo mejor es que los interesados que anden por Madrid, se acerquen a IFEMA y saquen sus propias conclusiones. Yo, seguiré informando.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*